Se escapó de la cárcel para casarse, lo atraparon y se volvió a fugar de una manera insólita

17 de octubre de 2018

Todo ocurrió durante el fin de semana. El hombre estaba preso en Bolivia, pero cruzo la frontera para celebrar su matrimonio en Salta. A su regreso al vecino país lo detuvieron.

Simón Cabrera Gonzáles se fugó de una cárcel de Bolivia para casarse en la provincia de Salta, donde vive su familia, regresó al país vecino y lo detuvieron. Pero solo estuvo tras las rejas 24 horas. Un día después, simuló estar enfermo y cuando lo trasladaron a una clínica volvió a fugarse.

El fiesta de casamiento, que se llevó a cabo en la localidad de Salvador Mazza, no tuvo detalles llamativos salvo por la insistencia de la familia de Cabrera para que los invitados no compartieran fotos ni videos en sus redes sociales.

Simón Cabrera Gonzáles (2).jpg
Cabrera Gonzáles cumple una condena por homicidio en Bolivia.
Cabrera Gonzáles cumple una condena por homicidio en Bolivia.

Cabrera Gonzáles tenía pedido de captura y el sábado, otra vez en suelo boliviano, fue detenido por la policía. "El domingo pidió ir a la clínica Montserrat en Yacuiba por un problema de apéndice", indicó el jefe de Frontera Policial local, Juan Carlos Palacios, según publicó el sitio Qué Pasa Salta.

Sen embargo, el preso no estaba enfermo y aprovechó su traslado para volver a escaparse sin que, hasta el momento, consiguieran recapturarlo.

Embed

Tan insólita fue la fuga de Cabrera Gonzáles que los policías que estaban a cargo de su custodia están ahora bajo investigación para saber si hubo complicidad o si se trató de un descuido.

El prófugo es de contextura normal, mide 1.65 metros, cabello castaño, ojos medianos marrones y color de piel trigueña. Vestía cuando fue visto por última vez una gorra de River Plate, una polera de color claro, campera blanca con celeste con el logo de la Bandera Argentina, pantalón jeans color azul y zapatillas azules.

Temas