-

-

Ex funcionario de Cambiemos admitió que este año el salario real caerá al menos un 10%

22 de octubre de 2018

José Luis Maia reconoció además que la inflación seguirá alta en los próximos meses aunque con tendencia a la baja y advirtió que la falla en los diagnósticos e implementación de la política económica generaron la crisis.

El economista y ex subsecretario de Programación Económica durante el mandato de Alfonso Prat Gay, José Luis Maia, admitió que la inflación seguirá alta en los próximos meses pero con tendencia a la baja y advirtió que el poder adquisitivo del salario caerá más de 10 puntos este año por la desbandada de la inflación.

En diálogo con ámbito.com Maia señaló que "las fallas previas reiteradas han quitado credibilidad a la política económica y esta baja credibilidad eleva los costos y reduce los márgenes de maniobra de la política de estabilización" y reconoció que las tasas de interés elevedas afectan la actividad. "La apuesta es riesgosa pero los otros caminos no eran mejores" señaló.

Contra los pronósticos de muchos economistas para Maia no se está generando una nueva bomba de tiempo con las Leliq. "Eso no es tan así en la medida que se logre eliminar el déficit fiscal primario. Es que el tamaño de esa deuda (Leliq, Lebac y pases) en términos del PBI y la tasa de interés real que pagan requerirían una emisión monetaria y una tasa de inflación reducidas si se eliminara el déficit primario" explicó.

Maia admitió que este nivel de tasas de interés, "si se prolongan en el tiempo conllevan quiebras empresariales" y anticipó que "ya a comienzos del año entrante deberían observarse disminuciones significativas de las tasas de interés que, si bien van a seguir siendo bien positivas en términos reales, van a acompañar a la disminución en la tasa de inflación".

Y siguió: "La Argentina entró en una nueva fase recesiva y el PBI va a caer probablemente más de un 2% este año en el cual la mayor incidencia es la del consumo, con una inflación aproximada del 45%. Como en todo escenario de estanflación disminuye el poder adquisitivo de los salarios. Y esta vez la caída es fuerte. Este año mientras la caída del salario real será algo superior al 10% la disminución del salario en dólares superará el 40%".

Maia consideró además "que las fallas en el diagnóstico y en la implementación de la política económica están en el trasfondo de la crisis política" y advirtió: "El esquema monetario y cambiario del nuevo acuerdo puede sacar la economía adelante. El margen es escaso, no se pueden cometer más errores, y la política tendrá que hacer su parte para llegar a buen puerto".

Temas