Oscar Thomas pidió su libertad: está preso "sin pruebas y por las fotocopias de los cuadernos"

24 de octubre de 2018

La defensa del ex funcionario pidió que lo excarcelen tras enumerar las irregularidades de la causa que lleva adelante Bonadio y la ausencia de pruebas contra su defendido.

Oscar Thomas, quien fue director del Ente Binacional Yacyretá, está preso en la causa de los cuadernos, y este miércoles su defensa pidió la libertad a la Cámara Federal al cuestionar duramente el accionar del juez Claudio Bonadio a lo largo de la investigación.

El abogado José Manuel Ubeira, que defiende a Thomas, expuso ante la Cámara Federal los fundamentos de la apelación al procesamiento que dictó Bonadio y recordó que denunció al juez por privación ilegítima de la libertad hacia Thomas y por prevaricato.

El letrado reiteró este miércoles ante el camarista Pablo Bertuzzi, algo que ya había escrito, que Bonadio “es una desgracia para la Justicia y para la República”, tras enumerar las irregularidades de la causa y la ausencia de pruebas contra su defendido.

En su exposición, el abogado aportó un CD con las explicaciones de Thomas sobre décadas de Yacyretá, y las obras que se hicieron durante su gestión. Luego explicó todo lo que no realizó Thomas.

Según los abogados, su cliente no formó parte de una asociación ilícita, ni pidió plata a ningún empresario ni entregó dinero.

La defensa de Thomas Volvió a hablar sobre la nulidad de las pruebas y que las únicas en contra de su defendido son las fotocopias de cuadernos, cuyos originales ni siquiera están en la causa.

“Ustedes pueden ser parte del problema o parte de la solución al problema”, le dijo Ubeira al camarista que integra la Sala I, al solicitar la revisión del fallo de Bonadio, y al comparar el caso con el expediente de la AMIA, cuyas irregularidades terminaron absolviendo a todos los acusados del atentado y enjuiciando a un ex juez, a un ex presidente y a ex fiscales, entre tantos.

Ubeira denunció ayer a Bonadio por la privación ilegal de la libertad de Thomas y por el delito de prevaricato, luego de que difundieran públicamente las versiones sobre supuestas presiones del juez hacia imputados. Esa denuncia recayó ante el juez Sebastián Ramos con la intervención de la fiscalía a cargo de Guillermo Mariuán.

El letrado también hizo referencia al carácter de prófugo que el juez le endilgó a Thomas y se remitió a un fallo de la Corte Suprema de Justicia que dice que mientras se está tramitando el pedido de exención de prisión, no se puede considerar prófugo al imputado.

En los cuadernos de Oscar Centeno figuraría que Thomas le entregó al ex funcionario hoy detenido Roberto Baratta USD 1,1 millón el 12 de agosto de 2009 en la entrada del edificio ubicado en Juncal 1740.

Centeno también habría escrito "mientras viajábamos (Baratta) lo llamó al jefe (Julio De Vido) y le dijo que el ente Yacyretá y Transporte habían aportado para la Corona USD 657 mil".

Para el abogado de Thomas, esas anotaciones sin validez legal es la única prueba contra Thomas, ya que nadie ha declarado en el marco de la causa que su defendido cometió ilícito alguno.

Temas