-

"Sólo quería morir": la dramática historia de una víctima de trata que fue condenada por mula

25 de octubre de 2018

Pasó casi dos años presa, fue condenada a 6 años y en un fallo histórico la cámara de Casación Penal la absolvió este mes. "Pensé en quitarme la vida, cuando llegué a la cárcel no tenía ni bombacha", aseguró.

Lourdes, una joven boliviana madre de dos hijos de 6 y 3 años , fue detenida en mayo 2016 en Jujuy por intentar ingresar a la Argentina casi seis kilos de cocaína en una mochila. Un año después el Tribunal Oral Federal de esa provincia la condenó a seis años de prisión. Pero el pasado 18 de octubre la cámara de Casación Penal la absolvió.

Los jueces Gustavo Hornos, Ana María Figueroa y Carlos Mahiques de la Sala I de Casación Penal consideró sólida la versión de que la acusada había sido obligada por una red de trata a cruzar la frontera con droga. Anuló la sentencia en octubre y en un fallo absolvió a la mujer y ordenó su inmediata liberación.

Lourdes relató en el juicio oral que su hijo menor estaba enfermo, lo tenían que operar para saber si tenia cáncer de piel, no contaba con dinero para costearla y una compañera de trabajo le dijo que podía ganar plata "como dama de compañía" en Villazón. Pero cuando tuvo que atender al primer "cliente" no pudo.

Embed

La organización había pagado el pasaje de micro desde la ciudad de La Paz hasta Villazón, la habían alimentado y ella había quedado endeudada. Tenía que pagar de alguna manera. "Me dijo que me iba a dar otro trabajo y que con eso iba a poder pagar mi pasaje y me iba a poder ir", contó Lourdes.

"Yo tenía mucho miedo, miedo a que me mataran. La verdad es que cuando vi a la Policía sentí alivio", declaró la mujer

El Tribunal Oral Federal calificó al testimonio de "mendaz" y "falaz" y terminó condenadola a 6 años de prisión por "contrabando de importación de estupefacientes agravado por el inequívoco destino de comercialización".

Lourdes pasó casi dos años presa y admitió que pensó en quitarse la vida: "Cuando llegue a la cárcel no tenía ni bombacha. Sólo quería morir. Hacía mucho frío y no tenía nada más que la manta que me habían dado los gendarmes".

.

Temas