-

"Hamlet y ser o no ser parte del ajuste": el editorial de Julián Guarino

26 de octubre de 2018

Tomando como disparador la pieza de Shakespeare, comparó al Gobierno con el proceder del Príncipe de Dinamarca en el clásico de la dramaturgia. Entiende que el arte de la simulación y las dudas existenciales del protagonista de la pieza se asemejan a la gestión "monologuista" de Mauricio Macri.

“Un hombre joven, que ha pasado parte de su vida en el exterior, y decide regresar al lugar que lo vio crecer. A la noche llega a su casa. Le parece divisar una figura irregular a lo lejos, allí es donde empieza a darse cuenta que esa forma tiene forma humana. Empieza a distinguir que tiene rasgos conocidos. Es la de alguien mucho más cercano, es la figura de su padre. Se trata del espectro del fantasma de su padre”, comienza Julián Guarino su editorial en “Recalculando”. La referencia es inequívoca: “Hamlet”, uno de los clásicos de William Shakespeare. En la pieza, el fantasma del rey le pide a su hijo que vengue su muerte.

Recalculando

Guarino comparó al Gobierno con el drama del Principe de Dinamarca. Hamlet duda y no sabe si ser o no ser el vehículo de la venganza de su padre. Va a terminar montando una obra de teatro para contar la muerte de su padre y confrontar con el rey -que lo asesinó para quedarse con el trono- y la reina. Hamlet se abrazará al monólogo como una forma de romper la comunicación con quienes están acechándolo. En Hamlet hay luchas que están hoy en la política.

“Hay dos o tres elementos que quiere preservar. El cambio moral. Le pregunto a usted, ¿el Gobierno no se vale de una simulación?. El gobierno ha hecho un esfuerzo por desplazar los temas que tienen que ver con las preocupaciones de la gente, instalando otros”, comparó Guarino.

El conductor de C5N siguió con su parangón: “¿No ve una simulación parecida a la Hamlet en este acuerdo entre algunos diputados que terminan votando a favor del presupuesto?. Para el Gobierno es irrelevante el presupuesto, porque lo cambiará cuando sea sancionado ¿Por qué Mauricio Macri no habla de deuda, de inflación, de pobreza, de la recesión?”.

Al cierre, anticipó que “lo que viene es una grieta. Pero ya no es una grieta entre izquierda y derecha, sino entre el bien y el mal. Usted sabe que nadie sabía más del bien o del mal que Hamlet”.

Temas