-

Nacho Levy: "Con este modelo y Presupuesto no se educa, no se cura ni se come"

26 de octubre de 2018

El director de La Garganta Poderosa narró lo que padeció desde que lo detuvieron durante las protestas en el Congreso hasta que lo trasladaron a la comisaría en la que lo liberaron. El drama en la Villa 31: "La salita médica es una morgue".


“Estoy dolorido, cansado, con bronca. La policía después de subirnos al camión, nos empezaron a golpear. Estuvimos tres horas adentro del camión. Nos detuvieron en 9 de Julio y Carlos Calvo”, dijo Nacho Levy en MinutoUno de C5N. Allí detalló lo que tuvo que sufrir cuando lo detuvieron en la tarde en la que se votaba el Presupuesto 2019 en la Cámara de Diputados.

Nacho Levy

De los 27 detenidos, 18 de ellos -entre los cuales se encontraba el referente de la organización social- habían sido apresados en una redada policial en Lima y Carlos Calvo, a varias cuadras del Congreso.

“Los funcionarios tendrían que explicar la historia de Lucas, un pibe de 24 años que había ido a comprar ropa a Flores, salió del subte, se encontró con los grupos de tareas en moto, le pegaron una trompada, lloraba porque su hija de 3 años había quedado con una prima de 15 años. Estaba preocupado porque con antecedentes penales no iba a poder trabajar. También detuvieron a un hombre turco que había venido a visitar a un amigo”, lanzó.

A Levy le “llama la atención que los detenidos hayamos sido trabajadores de Telam, Astillero Río Santiago, SUTEBA Moreno, La Garganta Poderosa”.

Además de Levy, el miércoles fuero aprehendidos Francisco Pandolfi, Matías Zamudio y Lucas Zunino, todos integrantes de la organización que edita la revista de cultura villera “La Garganta Poderosa”. Fabricio Bacca, fotógrafo de la agencia Télam, también fue apresado.

También seis trabajadores de Astilleros Río Santiago: Florencia García, José Montiel, Facundo Vera, Sebastián Zapata, Horacio Javier Lescano e Ivanna Segura. En la misma redada, la Policía de la Ciudad detuvo a integrantes de la organización Patronato de Liberados de Ensenada, entre ellos , Paola Rojas, Facundo Herbes e Hipólito Demo, además de Vanesa Martino, secretaria gremial de Suteba de Ensenada.

“Con este modelo y presupuesto no se educa, no se cura ni se come. Hay listas de espera en los comedores. Cuando pedimos emergencia alimentaria es que no sabemos cómo se va a sobrevivir con ese presupuesto. La salita médica de la villa 31 ahora es una morgue judicial”, denunció Levy.

Temas