Drogas, prestamista e interna policial: la estrategia del defensor del sospechoso por el crimen de Tandil

29 de octubre de 2018

El defensor de Nahuel Morales aseguró que su defensor no declaró porque "está shockeado" y lanzó una hipótesis que lo despegaría del asesinato de Jorge Bustamante.

Sospechoso por el asesinato de Jorge Bustamante, Nahuel Morales buscó desligarse del crimen ocurrido en Tandil. Si bien todavía no declaró, su abogado apuntó a la responsabilidad de un prestamista.

jorge bustamante.jpg

Morales había llamado a Bustamante y hablaron por más de seis minutos para combinar un encuentro, previo a la desaparición del joven de 24 años que fue hallado este domingo semidesnudo en un arroyo. Ahora su abogado, Claudio Castaño, apuntó a las drogas e internas policiales.

"Quizá el prestamista que los mandó no quiere invertir un billete en un trabajo fino, los mandaron a pegar un susto y se les fue la mano"

Según afirmó el letrado en declaraciones televisivas, los agentes policiales "no lo querían encontrar" a Bustamante porque se "están peleando por los ascensos".

Además aseguró que "son desprolijos los muchachos cuando están drogados. Quizá el prestamista que los mandó no quiere invertir un billete en un trabajo fino, tal vez los mandaron a pegar un susto y se les fue la mano".

Llevaron a morales a un centro de adicciones y al de salud mental "a los fines de que sea evaluado y ponerlo en condiciones anímicas"

También aseguró que su cliente "no declaró porque está shockeado" y que le cree “que es inocente". Previo al hallazgo del cuerpo, la justicia había allanado la casa de Castaño, donde le secuestraron una moto sin la chapa patente y una campera, que será peritada.

Luego advirtió que hay que probar si su defendido, de 18 años, fue el último en verse con Bustamante. También aseguró que lo llevó al centro de adicciones y al de salud mental de Tandil "a los fines de que sea evaluado y ponerlo en condiciones anímicas y espirituales para poder ayudar en el esclarecimiento del hecho".

Bustamante había desaparecido el miércoles pasado durante la madrugada, los operativos de rastrillaje permitieron hallar el auto del joven que estaba quemado y con rastros de sangre. Este domingo un pescador encontró el cadáver a unos 25 kilómetros de Tandil: tenía un cinturón de cuero atado al cuello y una fuerte lesión en la cabeza.

Temas