Del "triunfo espectacular" al "puro histeriqueo": las voces detrás de la reforma en el Club CUBA

Por: Bárbara García Crespo
06 de noviembre de 2018

Con el 73% de los votos, los socios aprobaron en una noche histórica la reforma del estatuto de la institución que permitirá que las mujeres pasen a ser socias plenas y no "adherentes" como hasta ahora.

En el año en el que el Club Universitario de Buenos Aires llega a su centenario, las mujeres serán consideradas “socias plenas”. Así lo decidieron este lunes los socios, que con el 73% aprobaron la reforma del estatuto de la institución para que las mujeres puedan tener casi los mismos beneficios que los hombres en el club. Es decir que dejarán de ser “asociadas” o “adherentes” de sus maridos o padres para ser consideradas socias.

Sin embargo, los beneficios no correrán para todas las sedes, ya que en el edificio principal, ubicado en la calle Viamonte, las mujeres seguirán sin poder hacer deporte por la falta de un vestuario femenino.

LA APUESTA POR UN CAMBIO

Gustavo es socio desde que tiene 9 años y este lunes votó a favor de la reforma. “Tengo 39 años pasé toda mi vida en el club. No soy de los que vota en las asambleas ordinarias, pero ayer sentí la necesidad de estar. Es una discusión que desde hace muchísimo tiempo venimos peleando y teníamos que dar dentro del club”, explicó a minutouno.com.

club cuba votacion
Así fue la votación en el club CUBA
Así fue la votación en el club CUBA

“Con todo el cambio positivo que se dio en el país, los movimiento de igualdad, de reivindicación a la lucha de las mujeres, cuestiones que antes veíamos como normales comenzamos a cuestionarlas y en ese marco se empieza a dar este cambio en CUBA. Fue un triunfo espectacular”, agregó.

Los socios reconocen que el cambio sustancial que trae la reforma es que a partir de ahora las mujeres que elijan ser “socias plenas” podrán votar las autoridades del club al igual que lo hacían los hombres hasta ahora.

“Es una diferencia filosófica más que práctica, porque desde hace muchos años que en lo deportivo las mujeres tienen los mismos derechos”, dijo Pablo De San Vito, quien impulsó la creación del equipo femenino de Voley.

“Hay socios fundadores, con trayectoria, que se creyeron y todavía creen que tienen más derechos que las mujeres o incluso que sobre los jóvenes del club. Con la votación de ayer se terminaron las arbitrariedades”, explicó De San Vito.


"Con la votación de ayer se terminaron las arbitrariedades"

En ese sentido, contó que una de las exposiciones que más fueron ovacionadas durante la votación fue la de un socio que aseguró que “si el club se hubiera fundado en el 2018 en vez del 1918, jamás hubieran pensado no incorporar a las mujeres. Hay que analizar y cambiar según los contextos sociales en los que se viven”.

Hasta ahora, las mujeres sólo podían ingresar como “asociadas” si su marido, padre o hermano ya era miembro del club. A partir de la reforma, el único requisito para ingresar es el mismo que tienen los hombres: haber comenzado una carrera universitaria.

LAS VOCES EN CONTRA

Sin embargo, para los detractores esto es un problema más que un beneficio. “Esto va a afectar el buen funcionamiento. Un club que siempre funcionó bien, que se ha mantenido económicamente bien. El uso de las instalaciones, el uso de las canchas ya era de por sí complicado y ahora se va a entorpecer mucho más”, sostiene el socio Luis Tamborini.

Para él tampoco es bueno cambiar el espíritu del club de acuerdo a los tiempos que corren. “Yo no creo que haya que aggiornarse a los movimientos de este tiempo. Considero que las mujeres ya tenían los mismos derechos que los hombres, no hay por qué cambiar el espíritu del club cuando se fundó”, agregó.

club cuba

César tampoco está a favor de la reforma. Para él la votación no es representativa de lo que realmente significa el club, ya que sólo votó el 15% de los socios. “Hay más de 20 mil socios en el Club y muchísimos no votaron y dudo que estén a favor de la reforma. De hecho estoy casi seguro que quieres votaron a favor es porque las mujeres en sus casas les llenaron la cabeza. Así son muchas mujeres, manipuladoras,” disparó.

"Vamos a tener un club que va ser más histeriqueo que lo que teníamos hasta el momento"

César tampoco cree que sea bueno que las mujeres comiencen a decidir sobre la conducción del club por cuestiones tradicionales. “Cuando ingresé yo las acepté y las tomé. No entiendo por qué quieren cambiar lo que se expresó cuando se fundó. Las mujeres pueden desarrollar cualquier actividad dentro del club, por qué hablar de la conducción del club. No me parece”, agregó.

César tiene 57 años y desde los 13 que forma parte de CUBA. Asegura que las cosas tienen que “tener un orden” y no “puede ser un club para cualquier cosa”.

“Vamos a tener un club que va ser más histeriqueo que lo que teníamos hasta el momento. No es el club al que yo ingresé”, concluyó.

CUBA tiene 22 mil socios, donde unos 2000 socios son vitalicios, y hay unas 6000 mujeres que ya forman parte del club como asociadas en las actividades. Fueron en total 2256 votantes los que participaron de la histórica jornada y el respaldo a la reforma fue de un 73%: 1.648 votaron a favor, 601 en contra y hubo seis abstenciones.

Temas