"Crimen y castigo", Macri y la Argentina de la brecha social

08 de noviembre de 2018

El conductor de Recalculando eligió el notable clásico de Dostoyevski para graficar la desesperación de quienes pierden cada vez más por un Estado ausente.

En un clima signado por las idas y venidas por un bono de 5 mil pesos en dos cuotas para compensar la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores, Julián Guarino eligió la novela Crimen y Castigo para explicar el clima opresivo y las condiciones de violencia que se generan con un Estado ausente.

Embed

En la clásica novela de Fiódor Dostoyevski Raskólnikov es un joven que alquila un pequeño departamento en una zona de San Petersburgo olvidada por el Gobierno, que tuvo que dejar la universidad por la mala situación económica y que asesina a una anciana prestamista a la que le pidió dinero pero que no le puede pagar.

El protagonista ve a la mujer como alguien egoísta, maltratador y que busca hundir en la miseria a su entorno. Si bien no hay evidencias que lo vinculen con el crimen, la culpa lo va ganando aunque siente que fue engañado por un contexto que no le dejó alternativa.

“Dostoievski anticipa el malestar de la gente ante un cambio económico que no espera y que lo golpea en la realidad”, explicó el economista que conduce Recalculando en C5N.

“Leemos los diarios y nos enteramos que la industria tiene una depresión enorme, que los puestos de trabajo están precarizados, que las jubilaciones están licuadas y que se recortó el presupuesto en educación y salud”, graficó.

“Es lo que termina generando la desigualdad, la falsa idea de que cada uno debe arreglarse y que el éxito depende de cada uno”, siguió y afirmó: “Somos producto de un tiempo y un lugar”. “El gobierno nos dice: ‘no presten atención a lo que pasa alrededor porque lo que viene es mejor’, cuando el futuro es incierto”, advirtió.

“Cuando se trata de millones de personas no hay golpe de suerte, se necesitan políticas públicas”, consideró y agregó: “Se necesita salir de la pasividad de saber que hay pocas personas que tienen muchas cosas, que hay muchas que tienen poco y que hay una mayoría muchas veces silenciosa que son como Raskólincov: piensan que pueden perderlo todo”

Temas