El Padre Molina arma su equipo para luchar contra la droga

16 de enero de 2014

El flamante titular de la Sedronar designó a las personas que lo acompañarán en el organismo, luego de denunciar presuntas irregularidades en la secretaría.

El flamante titualr de la Sedronar, Carlos Molina, designó a las personas que lo acompañarán en el organismo. El sacerdote había denunciado presuntas irregularidades y recibió el respaldo de la presidenta Cristina Kirchner para avanzar con la investigación.

La doctora Sonia Cristina Aiscar fue elegida como subsecretaria de Control de Sustancias Psicoactivas; Carlos Alberto Jacomet es el flamante subsecretario de Prevención, Capacitación y Asistencia de las Adicciones y Darío Alejandro Garribia fue designado subsecretario de Coordinación Administrativa y Cooperación Internacional.

Designado a fines de noviembre del año pasado, Molina denunció una serie de irregularidades y desmanejos económicos en la Sedronar.

El secretario definió como "crítico" al panorama administrativo que encontró al asumir la conducción de la Secretaría.

Molina denunció que se encontró con "directores de áreas designados en forma anómala, con una simple resolución del subsecretario, que cobraban sueldos de hasta 27 mil pesos, y realizaban contrataciones irregulares por 800 mil, entre los que se destacan facturas por gastos de 90 mil pesos en almuerzos en la zona del microcentro porteño", y añadió la compra de cámaras de seguridad por 4 millones de pesos y la adquisición de horno pirolítico, que se utiliza para la quema de drogas, "que figura en la memoria 2012 y nadie sabe donde está".

La denuncia recibió el respaldo de la presidenta Cristina Kirchner: el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, informó que la mandataria instruyó al sacerdote para que realice las auditorías necesarias en el oragnismo.





Temas