"Gestaron nuevas formas de especulación y crearon un Banco Central paralelo"

26 de enero de 2014

Kicillof remarcó que los especuladores "recurrieron a canales ilegales y legales muy creativos". "Eso provocó que algunos exportadores empezaran a guardar su mercadería y presionar una devaluación".

El ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró que el Gobierno tiene "las herramientas" necesarias para "hacer frente a los ataques especulativos" en torno a la cotización del dólar.

En una entrevista al diario Página 12, el titular del Palacio de Hacienda explicó que a partir de este lunes "las personas podrán ir nuevamente a un banco y adquirir dólares" para ahorro o tenencia y aclaró que "su capacidad de compra va a estar asociada al nivel de ingreso normal que tengan".

Respecto al endurecimiento de las medidas de restricción, el funcionario explicó que cuando tomaron esa determinación "se gestaron nuevos mecanismos de especulación financiera y lo hicieron al costado de las medidas precautorias".

"Recurrieron a canales ilegales y legales muy creativos. Armaron una enorme bicicleta financiera al costado de la economía legal y formal. Crearon lo que denominamos un 'Banco Central paralelo'. A través de operaciones financieras sofisticadas con títulos públicos, el sector financiero, junto con los sectores económicos más concentrados, consiguió sacar y entrar dólares de la Argentina por un total de 30 mil millones de dólares desde que se implementaron las medidas hasta ahora, remarcó el ministro.

En ese sentido, Kicillof indicó que "los peces gordos que eludieron las restricciones hicieron sus negocios a través del contado con liquidación, una maniobra legal" y añadió que "esa operación consiste en comprar con pesos títulos denominados en dólares para luego venderlos en el exterior y la operación inversa convirtiendo dólares en pesos, pero a una cotización por encima de la oficial".

"Lo más triste de ese negocio es que volvieron muy rentable conseguir dólares al tipo de cambio oficial y venderlos en mercados ilegales. Muchos de los que operaban en el mercado oficial empezaron a volcarse hacia estos mercados paralelos. Generaron así el peor de los mundos, una bicicleta que benefició mucho al sector financiero, pero que comenzó a distraer recursos de la economía real. El mercado ilegal que se armó es mucho más pequeño y utilizado con fines políticos. Como la diferencia entre el dólar oficial y el ilegal, llamada brecha, les sirve para hacer su negocio especulativo, la brecha fue tomada por los medios como sucedía en la época de De la Rúa con el Riesgo País. Buscan desestabilizar el Gobierno y decir que el dólar está a 13 pesos", señaló.

Kicillof explicó que las consecuencias en esa dinámica provocó que "algunos exportadores empezaran a guardar su mercadería para especular y presionar una devaluación".

"El acopio de cereales, particularmente soja, son dólares que no ingresan a las reservas por no ser exportados. Tenemos muy bien documentado que la parte declarada de la cosecha anterior no exportada alcanza a los 8 millones de toneladas, que equivalen a 4.000 millones de dólares. Sabemos dónde están porque están declaradas: en silobolsas en campos, esperando. Nos llama la atención que el sector agropecuario guarde sus granos, aconsejado por esos mismos que buscan propiciar la devaluación. Pero además estimamos que más allá de lo que está declarado, probablemente existan en total 11 millones de toneladas sin vender", advirtió.

Asimismo, el funcionario señaló que "a eso se suma la actitud de las cerealeras, las empresas exportadoras de granos, que suspendieron créditos internacionales por aproximadamente 2.500 millones de dólares y lo cambiaron por financiamiento en pesos".

Por otra parte, agregó: "Quien quiera acceder a la tenencia de dólares debe estar registrado en la AFIP y tener una capacidad proporcional a lo que quiere comprar. Tienen que ser trabajadores registrados, en relación de dependencia, autónomos o monotributistas".

Asimismo, anticipó que el esquema formal se dará a conocer este lunes para "no dar lugar con anticipaciones a la campaña que existen en contra del Gobierno" y  dijo que "el mecanismo tendrá un sesgo hacia los que menos tienen".

El funcionario detalló que los límites para comprar la divisa norteamericana se podrán consultar a través de la página de la AFIP. "La compra de dólares para tenencia pagará un anticipo del Impuesto a las Ganancias equivalente al 20 por ciento de la operación. En el caso de venta de divisas por turismo y para gastos con tarjeta en el exterior, el paso de 35 a 20 por ciento no será implementado este lunes", detalló.

"No vamos a hacer nada irresponsable que ponga en juego nuestro proyecto económico. Vamos a implementarlo con muchísima responsabilidad y haremos un monitoreo permanente. El sistema va a ser más transparente. Al dar una regla de acceso, la ansiedad cultural bajará", señaló.

Consultado sobre la posibilidad de usar la divisa para operaciones inmobiliarias, Kicillof reconoció que "al habilitar la compra de dólares para tenencia en forma legal se facilitarán las transacciones".

En otro orden, se refirió al programa "Precios cuidados" y aseguró que "por el momento, no se van a modificar de ninguna manera". "Si algún proveedor tuvo un cambio en sus costos, lo puede demostrar y no tiene suficiente margen como para no traducir esos costos en precios, se discutirá y se consensuará un cambio de precios", aclaró.

"Vamos a ser durísimos con el mantenimiento de los precios. Vamos a exigir que nadie le mienta ni le robe a la gente porque la mayoría de los precios en la Argentina no dependen de la cotización del dólar y en los casos en que eso sucede es en una medida muy pequeña. Los precios no están atados al dólar, aunque sí puede haber algunos que quieran sacar ventaja y utilizar esa excusa para remarcar. En esos casos, el Estado nacional se va a hacer presente para poner las cosas en su lugar, pero también vamos a necesitar que los intendentes, las organizaciones sociales y los sindicatos nos ayuden a controlar que nadie se haga el vivo", completó.