-

-

-

-

-

Legisladores, trabajadores, y usuarios del subte rechazaron el aumento de la tarifa

08 de febrero de 2014

La Ciudad oficializó en audiencia pública su intención de llevar el valor del boleto a 4,50 pesos. Desde la oposición reclamaron que se frene la suba y se avance en una auditoría de la empresa Metrovías.

A pesar de las argumentaciones presentadas por Piccardo, la propuesta cosechó fuertes críticas entre legisladores de la oposición, trabajadores del subte, vecinos y usuarios, quienes reclamaron que se dé marcha atrás con el aumentoy se avance en una auditoría de Metrovías.

Piccardo, justificó la "readecuación" de la tarifa en el "aumento en los costos de explotación del servicio, producto del creciente proceso inflacionario" y aventuró que a pesar del aumento tienen previsto "duplicar el número de usuarios para este año". El funcionario explicó además la modalidad del sistema de tarifas escalonadas que pretenden implementar y que tendrá "un rango entre 2,70 y 4,50 con descuentos del 20%, 30% o 40% según la frecuencia de uso mensual de cada pasajero".

"De esta manera el valor del pasaje será de 4,50 pesos por cada uno de los primeros veinte viajes, 3,60 para los siguientes diez (21 al 30), 3,15 para los diez siguientes (31 al 40) y 2,70 a partir del viaje cuarenta y uno. El valor del Premetro, por su parte, será de 1,50", precisó el titular de SBASE. "Con esta tarifa escalonada se busca favorecer a aquellos pasajeros frecuentes mediante una modalidad novedosa para el transporte de la Ciudad que subsidia a los usuarios que más lo necesitan y no a la empresa" indicó Piccardo.

Sin embargo, usuarios del servicio, trabajadores y representantes de la oposición calificaron de "absurdo" y "desmesurado" el aumento impulsado por el gobierno porteño. En ese sentido, el secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro, Roberto "Beto" Pianelli, aseguró que "esta medida sólo se explica como la decisión política de expulsar a un sector de la Ciudad y convertir al subte en un servicio de privilegio".

"Antes de éste, hubo otros aumentos y con este sumamos casi un 400 por ciento de aumento desde que el PRO se hizo cargo, porque recordemos que con el aumento a 2,50 pesos, 200 mil personas aproximadamente dejaron de usar el subte", recordó Pianelli.

Este es el tercer aumento que el gobierno de Mauricio Macri impulsa desde que se inició el proceso de traspaso del servicio desde la órbita de Nación hacia la de la Ciudad. Cuando Macri aceptó hacerse cargo del servicio en enero de 2012 el boleto costas 1,10 peso. Al día siguiente de firmar el acta acuerdo, el líder del PRO decretó un aumento de más del 100% que lo llevó a 2,50 pesos. En noviembre pasado la tarifa sufrió un nuevo incremento, esta vez hasta 3,50 pesos.

Entre quienes participaron de la audiencia pública estuvo el legislador por Izquierda Popular, Pablo Ferreyra, quien exigió al gobierno porteño que "frene el aumento de la tarifa del subterráneo y que se realice una auditoría externa, exhaustiva e imparcial, sobre las ganancias y la estructura de costos de la empresa Metrovías y del grupo Roggio".

En esa línea, señaló que sólo de esa manera "se podrá determinar la tarifa técnica real del servicio y a partir de eso establecer una tarifa que permita el uso del subte para todos y todas los que quieran utilizarlo".

Otro de los oradores fue Gustavo Vera, de UNEN, que calificó como "insuficiente" la explicación de Piccardo acerca del aumento y calificó la medida como "una verdadera estafa".  "Lo que no nos dicen es que el aumento del presupuesto autorizado el año pasado por la legislatura para esta empresa hoy no les alcanza y por eso aumentan el boleto", se quejó.

En tanto, la diputada porteña de Confianza Pública, Graciela Ocaña, advirtió que denunciarán "a la empresa ante la justicia por cobrar subsidios indebidos y también vamos a evaluar la posibilidad de extender esa presentación a los funcionarios involucrados". "Los vecinos estamos pagando como usuarios y con nuestros impuestos por un servicio que no cumple con los estándares mínimos de seguridad y tampoco brinda prestaciones de calidad", sostuvo.

Por su parte, el legislador del MST (Movimiento Socialista de los Trabajadores), Alejandro Bodart aseguró que "el PRO ya tiene decidido todo y seguirá adelante con los aumentos, con lo cual ya el aumento se convierte en otra medida injustificable de este gobierno porteño". "Lo mismo han hecho en materia educativa, privilegian lo privado por sobre lo público", advirtió y subrayó: "Nos dicen que aumentan porque es un requerimiento de la empresa Metrovías, ellos representan claramente esos intereses y no los de los ciudadanos".

Temas