Kicillof: "Las distorsiones de precios fueron fogoneadas"

13 de febrero de 2014

El ministro de Economía aseguró que el "clima de psicosis" que se pretendió instalar desde diciembre en el país fueron "aprovechadas por intereses especulativos".

El ministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó este jueves que el "clima de psicosis" que se pretendió instalar desde diciembre en el país llevó en enero a "corrimientos muy fuertes en los precios" y generó "fuertes distorsiones". 

En la conferencia de prensa donde se presentó el nuevo Índice de Precios al Consumidor Nacional (IPCNu), Kicillof dijo que las distorsiones fueron "fogoneadas por intereses muy concretos y aprovechadas por intereses especulativos". 

Criticó, en ese sentido, a las consultoras que publicaron su índice de precios al consumidor a través de legisladores de la oposición, al señalar que su metodología tiene "un fuerte contenido político", y que sus resultados son "estimaciones con contenido oscuro y desconocido" carentes de "rigor científico". 

En una conferencia de prensa en la que anunció que en enero el nuevo IPCNu marcó un avance de 3,7 por ciento, Kicillof dijo que  ciertas consultoras asignan sólo siete profesionales para el relevamiento, que se circunscriben a la zona de microcentro porteño y en otro caso -el relevamiento abarcó a dos supermercados. 

También citó que las diversas consultoras dieron índices dispares de 5; 6,1; 3,5; 6 y 4,4 por ciento, como ejemplo de la falta de "rigor científico" de los sondeos.

Sobre el nuevo índice nacional, el funcionario afirmó que la medición "no representa un continuación del anterior IPC sino que cualitativa y cuantitativamente abarca a otra población, su cobertura es nacional". 

Afirmó también que "el consumo de los argentinos se ha modificado fuertemente" durante las últimas décadas y precisó que "el anterior índice se estructuró en base a una encuesta de gastos realizada en 2004 y este índice toma el peso de consumo de cada uno de los hogares tal como ocurrió en 2012 y 2013". 

A su vez, explicó que "entre una encuesta de gastos y otra ha cambiado mucho el país, la distribución del ingreso, la estructura productiva, la calidad de vida de los argentinos".

El funcionario aseveró que, frente a esa situación, "era imperioso" actualizar el índice de precios al consumidor a raíz de los cambios de estructura productiva, de distribución poblacional y del crecimiento del poder adquisitivo de los salarios y la estructura de consumo. 

Kicillof planteó que todos los cambios registrados en la economía en los últimos años "se reflejaron en los indicadores que se ven en la nueva canasta y que refleja al país completo".

Temas