Cuatro delincuentes mataron a un mecánico cuando escapaban de un robo

22 de febrero de 2014

Los delincuentes, que iban en un auto robado en la localidad de Rafael Castillo, chocaron a otro coche en el que iban seis personas, entre ellas el mecánico que falleció.

El choque sucedió en Isidro Casanova y los habitantes del humilde vecindario están sumamente indignados, ya que uno de los delincuentes fue detenido por los pesquisas, aunque luego recuperó la libertad porque apenas se lo acusó de "encubrimientos y lesiones", en una insólita medida dispuesta por las autoridades judiciales.

Los voceros revelaron que la infortunada víctima fatal de la tragedia fue identificada como Diego Luis Ivaldi, mecánico, de 22 años. El muchacho dejó de existir a las 20.10 del jueves pasado, al cabo de 20 días de agonía, en el hospital Diego Paroissien, en Isidro Casanova.

Trascendió que el hecho se produjo a las 22.30 del 1º de febrero pasado, en el cruce de Asunción y José Ignacio Rucci, a 250 metros del estadio del club Almirante Brown, donde Ivaldi se desplaza en un Renault 19, oportunidad en la que fue chocado por cuatro individuos que circulaban a gran velocidad en un Toyota Corolla, patente JEL 617.

Ivaldi recibió heridas, al igual que las demás personas que viajaban en el interior deL Renault 19. Las otras víctimas fueron el hijo del trabajador, Mateo Javier Ivaldi, de 3 meses; su pareja, Débora Soledad Villalba, de 29 años; Tobías Uriel Villalba, de 7; Emilio Eduardo Coronel, de 27, y Zulema Soledad Gómez, de 24.

Tras el choque, tres de los sujetos descendieron del Toyota Corolla y escaparon a la carrera, mientras que los policías detuvieron al cuarto delincuente, de 25 años. 

Según manifestaron los informantes, momentos antes de la colisión, los individuos habían robado el coche y otros objetos de valor en una entradera, de la que fue víctima un ciudadano boliviano, Paco Vidal Velázquez, de 43 años, en su vivienda situada en la calle Vírgenes al 2100, en Rafael Castillo.

A pesar de comprobarse la existencia del robo, el fiscal Juan Marcelo Diomede, fiscal de la Unidad Funcional Nº 7, del departamento judicial de La Matanza, resolvió liberar al sospechoso, al imputarlo apenas de "encubrimiento y lesiones". Dicha situación ha originado gran consternación entre los vecinos de la zona, que reclaman justicia por la muerte del mecánico.

"Hay testigos que aseguran haber visto a los delincuentes con armas largas, pero ninguna de ellas apareció en el escenario del choque", le dijo a Crónica Mariano Costa, abogado de la familiar de Ivaldi.

Temas