La historia del veterinario argentino que dejó todo para curar elefantes en África

13 de marzo de 2014

Nicolás Davio se despidió de Baradero para irse a Kenia a trabajar con leones y elefantes. Su historia y las mejores fotos.

Su sueña era grande, él quería curar elefantes en África. Nicolás Davio, el veterinario que logró convencer al director del Área de Veterinaria del Servicio de Fauna de Kenya para que le diera el permiso de trabajar allí lo consiguió.

Davio quería estudiar el herpes virus del elefante africano y para ello, previamente, pasó dos meses en el Parque Nacional de Tsavo ejerciendo como veterinario de campo en una guardería de elefantes rescatados del furtivismo asiático que confecciona nefastas artesanías con el marfil de sus colmillos. Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, alrededor de 30 mil elefantes son sacrificados por año para extraer el marfil.

"Desde que tengo uso de razón quise trabajar en África. Curando leones, decía de chico y terminé curando elefantes", contó Nicolás, el argentino que con 38 años se convirtió en un experto en los gigantes que actualmente se encuentra en nuestro país pero ya planea volver a Kenya para mayo/junio cuando empiecen a llegar los primeros elefantes huérfanos que necesitan de su cuidado y también de su amor.




Temas