-

-

Boca no levanta y se hunde en la tabla: ¿el principal culpable es Bianchi?

04 de abril de 2014

El Xeneize volvió a perder y sumó su quinta derrota en el torneo sobre once partidos jugados. El técnico no acertó con los cambios en momentos claves del partidos y quedó expuesto.

Los resultados dejaron al desnudo todas las debilidades de este Boca que hace tiempo que no encuentra el rumbo y se mantiene "vivo" gracias a la irregularidad del fútbol argentino, y no por méritos propios.

Frente a Rosario Central el partido comenzó de forma positiva, ya que – a pesar de ser un gol de concepción ilícita- comenzó ganando gracias a un tanto de Gigliotti. Sin embargo, Boca no lo liquidó (el mismo 9 tuvo su chance y Gago reventó un tiro en el travesaño) y el Canalla lo dio vuelta.

"No lo liquidamos, nos equivocamos y lo terminamos perdiendo. Tuvimos tres o cuatro situaciones claras para sellar el marcador y no lo hicimos, cuando tenés al rival herido y no le das el golpe lo mantenés con vida", dijo Carlos Bianchi tras el partido; y agregó: "No es normal que le demos la posibilidad al adversario que siga viviendo".

Pero en esta situación se dieron tres situaciones en las que Bianchi se equivocó –a la vista de los resultados-, pero no tuvo la suficiente autocrítica como para admitirlo.

Con el partido 1 a 0 a favor, el técnico decidió sacar a Gigliotti y puso a Riaño para apostar todo a un rápido contraataque. De esta manera provocó que Central se adelante en el campo sin sufrir la presión en la salida que impone el centrodelantero.

Mientras Luciano Acosta se aprestaba a entrar por el "Burrito" Martínez –en otro cambio de corte neto defensivo o para aguantar un resultado-, Franco Niell empató el partido. ¿Bianchi paró o el cambio o lo modificó? No, lo mandó igual a la cancha. En un partido que tenía que ganar o ganar, y en el que quedaba tiempo se quedó sin sus dos delanteros titulares.

Esto envalentonó aún más al equipo de Russo que puso todo en la cancha. Minutos después ante la lesión de Erbes (mediocampista) decidió poner al "Chiqui" Pérez (marcador central). En la jugada siguiente –corner a favor de Central-, con el área poblada de defensores, Boca perdió la marca y Donatti dio vuelta el encuentro.

Si bien es cierto que los jugadores son los que salen a la cancha y terminan decidiendo los resultados, en este caso el técnico no ayudó con los cambios.

Con respecto a estos tres cambios, Bianchi solo se limitó a decir: "(Claudio) Riaño entró por (Emmanuel) Gigliotti que estaba un poco cansado y para que aguante la pelota en el medio, (Claudio) Pérez por (Cristian) Erbes que le dolía la rodilla y (Luciano) Acosta porque (Juan Manuel) Martínez estaba cansado".

La poca autocrítica y los permanentes errores lo ponen a Bianchi en el centro de la escena ante las derrotas. ¿Qué pasará si el domingo pierde con Godoy Cruz en La Bombonera? Por lo pronto, Boca está en crisis y el técnico no parece encontrarle la solución al tema.

Temas