A dos meses del incendio en Barracas, recordaron a las diez víctimas

05 de abril de 2014

El acto se realizó en el depósito de Iron Mountain, ubicado en Azara 1245. Los familiares de los fallecidos recolectan firmas para construir una plazoleta en el lugar.

Familiares y vecinos de las víctimas del incendio de Barracas, en el que murieron nueve bomberos y un agente de Defensa Civil porteño por el derrumbe de una pared, volvieron al lugar de la tragedia para recordar a sus seres queridos.

Nora Fernández, madre de Facundo Ambrosi, el bombero voluntario del cuartel de Vuelta De Rocha que falleció doce días después del hecho, sostuvo antes del acto: "Nos invitaron los vecinos, que llevan adelante una campaña de recolección de firmas para levantar una plazoleta en el lugar como homenaje a los que dieron su vida por la comunidad".

La mujer que también es bombero consideró que "se hace un poco complicado sobrellevar esto especialmente porque tenemos que seguir saliendo en servicio, hacer las guardias. Nosotros prácticamente vivimos acá y el tema sigue estando presente en todos".

"Cuesta mucho sobreponerse, el hijo de Facundo, Abel de 7 años, ya habla del tema", dijo y explicó "este cuartel (Vuelta de Rocha) es muy particular, los jefes comen junto con nosotros y es inevitable que sobrevuele lo ocurrido el 5 de febrero".

Nora, quien también perdió a su marido hace un año, aseguró "todos los que aquí estamos sabemos que algo nos puede pasar cuando salimos a algún servicio, pero no que sea de forma tan abrupta, mi hijo entregó su vida y ahora nos apoyamos entre todos; el director del cuartel, Antonio Sette, es como un padre para nosotros".

La mujer aseguró que "cada uno de los familiares involucrados en lo que pasó tiene sus propios abogados y encaran el tema de la investigación de distinta forma. La gran duda que nos queda es si el incendio fue o no intencional".

Fernández aseguró que pese a que los integrantes del cuartel "tuvieron apoyo psicológico, en ningún momento el Gobierno de la Ciudad se acercó a apoyarnos". En este sentido, explicó que el lunes próximo "hay una acto a las 11 organizado por ellos y a nosotros no nos avisaron nada. Me parece una falta de respeto hacia los familiares que sufrimos la pérdida de nuestros seres queridos".

"Tampoco recibimos apoyo, ya que, por ejemplo, los vehículos son viejos y no tienen seguros porque nadie quiere asegurar un rodado tan antiguo", graficó y añadió que "recién en estos días nos dieron obra social que no teníamos. No la quiero para mi sino para el hijo de Facu".

En tanto, la justicia investiga las causas del incendio ocurrido el 5 de febrero pasado y se encuentra en la etapa de esperar los resultados de las pericias a cargo del cuerpo de Bomberos de la Policía Federal, para determinar el origen del incendio y si fue o no intencional.

Miguel Arce Aggeo, abogado de Pedro Barícola, el agente de Defensa Civil fallecido en la tragedia, dijo a Télam que "por todo lo recolectado hasta ahora mantenemos nuestra hipótesis de que fue un incendio intencional, pero hay que esperar las pericias".

La empresa Iron Mountain, que almacenaba documentos de varias entidades bancarias en el lugar anticipó que no emitirá opinión hasta que no estén las pruebas. Por su parte, el Ministerio Público Fiscal de la Nación investiga qué tipo de documentación se guardaba en el depósito para saber si eso guarda alguna relación con el incendio.

Temas