Nueva tendencia (a la fuerza): si se corta la llamada, hay que volver a llamar

14 de abril de 2014

Parece cosa normal y de todos los días: las llamadas a través de las redes celulares se cortan y cada vez hay que inventar nuevas alternativas.

Las llamadas telefónicas a través del celular funcionan mal. En la mayor parte de la Argentina las redes están saturadas y tanto esperar un mensaje como poder concluir una comunicación como es debido parece tratarse más de un acto divino que del funcionamiento de una tecnología.

Según los expertos esto se debe a varias razones. Algunos dicen que son la cantidad de dispositivos que hay en el país, otros dicen que se debe a la falta de inversión de las telefónicas y la lista continúa.

La realidad es que los usuarios ya se empezaron a acostumbrar a que la conexión a Internet funcione mal, que los mensajes no lleguen a destino o que las llamadas se corten en la mitad. Tanto que empezaron a aparecer tendencias.

La más extendida es aquella que reza que cuando alguien hace una llamada y esa llamada se corta, aquel que la hizo es el que tiene que volver a llamar. No es la única. No es extraño que un amigo o conocido vaya a tu edificio a visitarte y no toque el timbre sino simplemente haga una llamada para avisar que está abajo.

En una entrevista para Radio 10 Fernando Blanco Muiño, titular de la Unión de Consumidores de Argentina, explicó que hay redes colapsadas porque hay nada menos que 58 millones de celularesy, además, que se trata de un servicio que está desregulado y que se aprovechan para maximizar las ganancias.

Temas