-

Lavado de dinero: La justicia citó a declarar a empresarios vinculados con Fariña

15 de abril de 2014

El juez Casanello citó a declaración indagatoria a los empresarios Carlos Molinari y Roberto Erusalimsky. El ex marido de Karina Jelinek sigue detenido acusado de evasión fiscal agravada en otra causa.

El juez federal Sebastián Casanello citó a prestar declaración indagatoria a los empresarios Carlos Molinari y Roberto Erusalimsky en la causa en la que se se investigan supuestas maniobras de lavado de dinero en la que están acusados el empresario Lázaro Báez, y el mediático Leonardo Fariña, actualmente detenido en otra causa por evasión.

Fuentes judiciales informaron que los empresarios fueron citados por su supuesta vinculación con Fariña, que ya fue indagado por lavado de dinero, pero el juez aún no resolvió su situación procesal.
Según trascendió en tribunales, Erusalimsky podría ser la persona que hablaba con Fariña en la conversación que se hizo pública la semana pasada en la que hablaban sobre "mover 90 físicos", traducido, 90 millones de dólares.

De acuerdo a las investigaciones, se sospecha que Molinari y Erusalimsky estarían involucrados en una operación de adquisición de campos en la provincia de Mendoza.

El multimillonario Molinari quedó salpicado por el escándalo de supuesto lavado de dinero por parte de Báez luego de que se conociera que fue el jefe de Fariña. Pero el empresario aseguró en una entrevista que a Báez, dueño de Austral Construcciones no lo vió nunca en su vida.

Sobre su relación con Fariña, Molinari contó que "llegó a fines de 2010 a través de un amigo de su hijo con la idea de una agencia de alquiler de autos de lujo".

Cuando declaró ante Casanello, Fariña había admitido que compró campos para Báez y también dijo que  fue empleado de Molinari a cambio de un salario de $70 mil mensuales.

El financista Fariña fue procesado con prisión preventiva por el juez federal de La Plata, Manuel Blanco, bajo los cargos de evasión fiscal e insolvencia fraudulenta y continúa detenido, mientras que el juez Casanello, lo investiga por presunto lavado de dinero.

Al ex esposo de la modelo Karina Jelinek se lo acusa de evadir unos 28 millones de pesos en 2010 y 2011, el impuesto a las Ganancias y bienes personales del mismo período, y a raíz de la compra no declarada de unos campos en la provincia de Mendoza en diciembre de 2010.

La situación de Fariña se complicó además cuando se conoció una escucha telefónica que Fariña habría mantenido en octubre del año pasado con una persona que estaba en Suiza y que identificó como MD, a la que le habría ofrecido lavar 90 millones de dólares.

Se reveló que el contador hablaba desde uno de los celulares de Juan Ignacio Suris, novio de la vedette Mónica Farro, quien está detenido por narcotráfico por orden de la Justicia federal de Bahía Blanca.

Temas