-

San Lorenzo igualó con Cruzeiro y se metió en las semifinales de la Copa

15 de mayo de 2014

El Ciclón, que había ganado en la ida, empató 1 a 1 como visitante en Brasil y ya está entre los cuatro mejores del certamen continental que no pudo ganar en toda su historia.

San Lorenzo de Almagro sigue alimentando su sueño y se está metió en las semifinales de la Copa Libertadores de América al igualar 1 a 1 ante Cruzeiro como visitante, resultado que liquidó la serie de cuartos de final. Ignacio Piatti y Bruno Rodrigo anotaron los tantos del encuentro.

      Embed

      Embed

En el encuentro de ida, el Ciclón había ganado por la mínima diferencia y en Brasil se está haciendo fuerte para dar un paso más hacia su ansiado anhelo de conquistar el certamen continental por primera vez en su larga historia.

Y lo cierto es que el partido le sonrío de entrada a los del Bajo Flores, ya que se puso en ventaja muy rápido, antes de que se arme el encuentro, gracias a una linda jugada que terminó en una excelente definición de Piatti.

A partir de ese momento, Cruzeiro, con toda la responsabilidad y la necesidad de hacer tres goles para meterse en semifinales, fue un manojo de nervios y nunca pudo imponer su juego ni hacer valer su localía.

Un cabezazo del boliviano Marcelo Moreno Martins que se fue muy cerca del palo fue la primera situación para el local, pero San Lorenzo pudo terminar de liquidar la serie en ese primer tiempo con un contraataque en el que Piatti definió entrando solo por el medio y obligó a una excelente reacción de Fabio para darle una vida más al Cruzeiro.

A los 39 minutos, Ribeiro probó con un remate que se fue muy cerca y, ya en tiempo de descuento de esa primera mitad, Moreno Martins volvió a lamentarse en una jugada increíble que terminó rebotando en los dos palos y recorriendo toda la línea del arco.

Ya en el complemento, los brasileños siguieron siendo muy tibios y el Ciclón se dedicó a dejar pasar los minutos sin sufrir demasiados sobresaltos. En el comienzo, Héctor Villalba desperdició una nueva chance de liquidar el partido. La ineficacia de San Lorenzo era el único argumento que le permitió a Cruzeiro seguir soñando hasta el final.

Sueño que se agigantó cuando el cabezazo de Bruno Rodrigo venció por primera vez a Sebastián Torrico y más aún cuando Leandro Romagnoli se fue expulsado por una agresión a Moreno Martins.

Pasó un feo momento San Lorenzo en ese lapso, a 15 minutos del final, pero dos buenas intervenciones de Torrico volvieron a salvarlo y ya no hubo tiempo para más.

San Lorenzo, sin demasiado fútbol pero con mucha inteligencia para pegar en los momentos justos, ya está entre los cuatro mejores y deberá esperar hasta después del Mundial para ver si puede por fin lograr su tan ansiado anhelo de levantar por primera vez la Copa Libertadores de América.

      Embed

Temas