Una empresa de telefonía le reclama el teléfono a un bombero fallecido

17 de mayo de 2014

La compañía le exige una suma de casi 1.000 pesos a la familia de Sebastián Campos, además de la devolución del aparato. El pedido llegó pese a que ya habían realizado el trámite de cancelación.

El reclamo de la empresa es hacia la familia de Sebastián Campos, una de las víctimas, que utilizaba el servicio de Nextel hasta perder la vida tras el incendio en el depósito Iron Mountain.

Jorge Campos, padre de Sebastián, recibió hace unas semanas un mensaje de texto con el informe de una deuda por $920.24, en el que se le advertían las consecuencias que podría tener si no abonaba esa suma, pese a que ya habían realizado el trámite de cancelación en la propia sucursal.

En diálogo con C5N, el hombre contó: "Voy a la empresa para hacer la denuncia porque el aparato desapareció con él y me dicen que lo iban a dar de baja para que no se ocasionen gastos pero que al aparato lo iba a tener que pagar".

"Llamo y pregunto por qué, y me dicen que hay un aparato que se dio de baja. Me cobran casi $600 de un aparato que no existe y es de última generación", reclamó Campos, quien resaltó que no se trata de "una cuestión la plata" sino que el problema es "la falta de respeto".

Asimismo, detalló que los pedidos de Nextel para que abonen no cesaron y al segundo mes les llegó otro SMS con vencimiento el 30 de abril de 2014.

Temas