-

Independiente ganó un partido clave y llega a Instituto en puesto de ascenso

24 de mayo de 2014

El Rojo empezó perdiendo en su propio estadio pero dio vuelta el marcador con goles de Pisano y Ojeda.

Independiente debió sufrir pero ganó un partido clave para su futuro, un triunfo que le entrega autonomía para escribir su destino. Si el Rojo gana los dos partidos que le quedan, regresará a la Primera División. Si Huracán obtiene los tres puntos en los tres encuentros que le restan, dependerá de la diferencia de gol (hoy están igualados en once a favor). La victoria por 2-1 frente al ya ascendido Defensa y Justicia desató la locura en Avellaneda.

La tarde empezó como una pesadilla cuando Claudio Guerra aprovechó una serie de desconciertos defensivos para adelantar al Halcón. El resultado era demoledor para las aspiraciones del elenco de Omar De Felippe, que pese a la derrota se ilusionaba con la caída de Instituto en Caballito.

Independiente empató con una gran jugada entre Insúa y Matías Pisano, quien con una volea batió al arquero y decretó el empate parcial. Sergio Ojeda, tras un cabezazo tremendo que se estrelló en el travesaño, volvió a meter un testazo que inmortalizó el 2-1 final y la posibilidad del Rojo de acercarse al ascenso a Primera División.

El elenco de Avellaneda llegará a la final que representa enfrentar a Instituto en Córdoba envalentonado tras un triunfo vital para adueñarse del tercer ticket rumbo a la máxima categoría a falta de dos fechas para el final. El Rojo depende de si mismo, aunque deberá estar atento también a lo que suceda con Huracán.

Gol de Claudio Guerra (Defensa y Justicia)

      Embed

Gol de Matías Pisano (Independiente)

      Embed

Gol de Sergio Ojeda (Independiente)

      Embed


      Embed

Temas