Una jueza justifica la polémica reducción de pena para un violador serial

28 de mayo de 2014

Para la Cámara de Casación Penal, la pena implicaba "un trato cruel e inhumano" y por ello pidió readecuar la condena. Ana María Figueroa, una de las magistradas que tomó esta decisión, explicó los motivos del fallo.

En 2012, el Tribunal Oral 16 de Capital Federal sentenció 50 años de prisión a un violador serial en una sentencia que incluyó el abuso de ocho mujeres. Sin embargo, el lunes pasado la Cámara de Casación Penal señaló que la pena es "exagerada" y que se trata "un trato cruel e inhumano", por lo que pidió bajar la pena.

La presidenta de la Sala I de la Cámara de Casación Penal, Ana María Figueroa, explicó con "la única manera que tiene el acusado de obtener la libertad condicional es seis meses antes de cumplida la pena". "Ante esta situación, entendemos que en este caso la pena es más grave que una condena perpetua y, en realidad, se trata de una condena temporal", argumentó la magistrada.

      Embed

Además, dijo que la Cámara anuló la sentencia y ordenó que la causa vuelva al mismo tribunal oral que dictó la condena para que fije un nuevo monto de pena.

De esta manera, se refirió al caso de Fabricio Alberto Álvarez Albarracín, de 32 años, quien fue condenado por violar a ocho mujeres. El hombre tenía siempre el mismo modus operandi: se movía en una moto tipo delivery, interceptaba a las mujeres cuando estaban por entrar a sus casas, por la noche, y las sometía a todo tipo de abusos.

Temas