El Ejército chino acusó a EE.UU. de mentir en los cargos por ciberespionaje

30 de mayo de 2014

El Ejercito chino acusó a Estados Unidos de falsear pruebas, en los cargos que presentó contra cinco de sus miembros por ciberespionaje, como hizo con las presuntas armas de destrucción masiva que justificaron la intervención militar norteamericana en Irak, en 2003.

"Las presuntas pruebas presentadas (en el caso del espionaje) recuerdan a las de la Guerra de Irak, cuando Estados Unidos aseguró que tenía suficientes evidencias sobre armas de destrucción masiva pero más de una década después aún no se encontraron", manifestó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Defensa chino, Geng Yansheng.

Estados Unidos "tiene ventajas únicas en tecnología de Internet e infraestructura" con las que demostró ser capaz y estar dispuesto a fabricar falsas pruebas para justificar sus acciones, dijo el portavoz militar.

Geng agregó que Norteamérica no dio aún explicaciones sobre sus propias redes de espionaje a lí­deres políticos extranjeros, empresas e individuos, pese a que su sistema de vigilancia global Prism salió a la luz pública hace un año, tras las revelaciones del ex espía de la CIA Edward Snowden.

"Estados Unidos no está en situación de señalar con el dedo a otros mientras sus notorios errores siguen sin corregirse", remarcó el portavoz militar. Además, subrayó que Beijing prepara nuevas acciones en protesta por la imputación de espionaje industrial a los cinco miembros del Ejército chino.

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, el 19 de mayo tras anunciar la presentación de cargos, dijo que el espionaje chino buscaba dar ventajas competitivas a empresas estatales de ese país con la ayuda de una unidad militar de piratas informáticos con sede en Shanghái.

Entre las empresas afectadas por el presunto espionaje electrónico industrial están United States Steel, Alcoa, Westinghouse Electric, SolarWorld y Alleghny Tecnologies, pertenecientes a los sectores energético, del aluminio y siderúrgico.

Un día después de estas acusaciones, el 20 de mayo, China anunció la ruptura del diálogo bilateral en materia de seguridad con Estados Unidos.

Los cinco militares chinos imputados, quienes en principio se encuentran en territorio chino, son Wang Dong (que en Internet utilizaba el seudónimo "UglyGorilla"), Gu Chunhui (alias KandyGoo), Huang Zhenyu, Wen Xinyu y Sun Kailiang, este último con rango de capitán.

Temas