Aldo Osorio, el futbolista que dejó de jugar para refugiarse en los brazos de Nazarena Vélez

12 de junio de 2007


  • "Me encanta cómo es, como persona, porque Nazarena tiene eso que te hace reír, es bien de barrio, es como yo", dijo el futbolista cuando lo involucraban sentimentalmente con la vedette.
  • Por sus celos, Nazarena había decidido poner fin a la relación pero están otra vez juntos.

 


Tiene 31 años, es fachero y  es oriundo de la localidad bonaerense de San Nicolás. Tuvo una interesante carrera como futbolista que lo llevó a codearse con los mejores jugadores del primer mundo. Sin embargo, parece ser que su mayor logro fue haber conquistado a Nazarena Vélez, una de las mujeres más sexies de la Argentina.

Al principio ellos negaban la relación. Un domingo por la noche, él la pasó a buscar por el teatro con su auto y se fueron los dos sin hacer declaraciones ante los periodistas que les pedían que confirmaran las sospechas de un supuesto noviazgo.  “No hay amor ni sexo”, dijo ella en ese momento.

“Me encanta cómo es, como persona, porque Nazarena tiene eso que te hace reír, es bien de barrio, es como yo”, dijo Aldo hace unos meses cuando algunos rumores lo involucraban sentimentalmente con Nazarena.


 


La carrera del futbolista



Aldo Arcángel Osorio debutó como futbolista con la camiseta de Almirante Brown  (en la Primera B) y al poco tiempo pasó a Huracán donde no fue tenido en cuenta. Su sueño de jugar en la primera división sufrió un duro revés y el hombre de San Nicolás debió empezar de abajo nuevamente.

Jugó en la CAI  (Comodoro Rivadavia), pasó con mucho éxito por All Boys (hizo una gran dupla con Gabriel Bordi) hasta que le llegó el momento de mayor gloria cuando hizo una gran temporada en Argentinos Juniors, que le valió una transferencia al Lecce de Italia donde hizo algunos goles y ganó mucho dinero.

Tras la vuelta de la península itálica tuvo un destacado paso por el Talleres del recordado José Omar Pastoriza  y tras un muy buen torneo volvió a Europa para jugar en el Numancia de España. Pero al poco tiempo regresó para jugar la Copa Libertadores del 2005 para Quilmes y terminó sin pena ni gloria en Newell's (Rosario) y Argentinos (segundas partes no son buenas).


 


A Naza se le abrió la ventanita del amor



Después de un supuesto rechazo a Diego Maradona y de histeriquear con Huberto Roviralta, Nazarena confirmó su romance con Aldo, que abandonó su profesión para dedicarse a disfrutar de su pareja. Osorio está alejado de las canchas e incluso su apellido sonó muy fuerte para sumarse a la casa de Gran Hermano Vip.

Hace poco más de un mes se los pudo ver juntos en un boliche donde ella desfiló y Aldo la acompañó, y también estuvo presente Daniel Agostini, ex de Nazarena, que había sido invitado por el personal de relaciones públicas de la discoteca de Quilmes.

Aquella noche muchos periodistas del espectáculo le preguntaron si no sentía celos de que su mujer posara con su ex pareja, y Aldo se mostró bastante superado ante esa situación.

Sin embargo, se supo que el futbolista no está para nada contento con la participación de Nazarena en Bailando por un sueño e incluso se llegó a decir que habrían existido ciertas escenas de celos y cuestionamientos de parte del futbolista, que derivaron en un cansancio de la vedette.

"Aldo tiene un lugar muy importante y está seguro como hombre y como mi pareja", dijo por aquel entonces la co-conductora de “A la manera de Sofovich”.


 


Sin embargo, unos días más tarde Nazarena le confesó a la periodista Viviana Canosa que su relación con el ex jugador del Lecce había llegado a su fin porque ella estaba en una etapa de mucho trabajo y no tenía tanto tiempo para dedicarle a su amor. A pesar de esas declaraciones, la vedette y el futbolista siguen juntos, al menos por ahora. ¿Cuánto le durará este nuevo amor a Naza?