Incertidumbre por la inmunidad del rey de España luego de su abdicación

04 de junio de 2014

El gobierno no tiene decidido aún cómo va a regular sus fueros ya que no existe legislación al respecto. Tampoco está claro cuándo asumirá Felipe VI.

El Gobierno español se vio movilizado tras la abdicación del Rey Juan Carlos. Inmediatamente después de la noticia, miles de ciudadanos españoles se movilizaron a la Puerta del Sol madrileña y otros espacios de todo el país para manifestarse en contra de la monarquía.

"Si esta Constitución no les gusta, planteen una reforma en la Corte, tienen pleno derecho de hacerlo" disparó el presidente Mariano Rajoy.

Sin embargo, lejos de parecer una sorpresa la decisión del Rey, el presidente español señaló en una entrevista que "de este asunto el Rey me habló hace mucho tiempo. No hay nada improvisado. Le lleva dando vuetlas hace tiempo, y ha decidido abdicar como ha sucedido en otros lugares de la Unión Europea. Estos asuntos no se improvisan".

A pesar de esta declaración, el gobierno español aún no decidió cómo va a regular el desafuero de Juan Carlos cuando pierda la inviolabilidad, ni cuándo se va a producir la proclamación de Felipe VI.

Tampoco se sabe qué va a pasar con el pintor Antonio López quién montó un atelier en el Palacio Real para terminar, luego de dos décadas, el retrato de la familia real que le ha encomendado.

El pintos aseguró: "Estoy pintando casi todos los días y no lo dejaré hasta que lo entregue, que está previsto para el final del verano, he renunciado a todos los talleres y voy a estar todos estos meses trabajando en el cuadro".

Los fueros de Juan Carlos es lo que realmente preocupa al estado español. Para que el todavía monarca conserve su inmunidad se necesita una regulación legal que todavía no existe.

El gobierno podría promover una ley al respecto, podría hacerlo el Congreso de los Diputados a través de una proposición de ley, o podría introducirse el aforamiento en una ley que esté en trámite, como la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ).

De hecho, el gobierno incluyó en esta ley el aforamiento de los Príncipes de Asturias y de la Reina Sofía.

Sin embargo, está aún en fase de anteproyecto a la espera de informes del Consejo General del Poder Judicial y del Consejo Fiscal, por lo que su aprobación aún se va a demorar varios meses.

Temas