Se demora el jury a Campagnoli por una licencia

27 de junio de 2014

Una de las integrantes del jurado, que ya pidió ausentarse por enfermedad, pedirá dos semanas más de licencia. Ahora deberá definirse si ingresa un suplente o se reanuda el proceso con otro tribunal.

María Cristina Martínez Córdoba, una de las integrantes del Jurado de Enjuiciamiento que juzga al suspendido fiscal José María Campagnoli, pediría el próximo lunes otras dos semanas de licencia médica y no estará presente en la reanudación de las audiencias del juicio.

El anuncio fue confirmado a minutouno.com por el ex presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal Jorge Rizzo. La entidad tiene en el tribunal a un representante, Adriana Donato.

Rizzo sostuvo que el lunes los miembros del jury, sin Martínez Córdoba, se reunirán para resolver si incorporan a un juez suplente o si el proceso queda sin efecto por la ausencia de uno de los jurados.

El suplente de Martínez Córdoba es Leonardo David Miño, defensor oficial ante los tribunales orales federales de San Martín y vocal de la Asociación de Magistrados en representación de la lista minoritaria en la institución que nuclea a los jueces.
Martínez pidió el lunes pasado una licencia médica y acompañó en su comunicación al tribunal un certificado  que describía un "pico de presión" y de estrés laboral. El lunes debían comenzar los alegatos del juicio.

Según anticipó Rizzo, esa licencia se prolongará por dos semanas más.

Ahora el jury tiene como alternativas incorporar a un suplente. Pero como no participó de las audiencias, podría dar lugar a planteos de nulidad por alteración del "debido proceso" por parte de la defensa de Campagnoli. La otra alternativa sería comenzar un nuevo juicio por la misma acusación, pero debe hacerse en lo inmediato.

El factor tiempo es importante porque el artículo 37 del reglamento del Ministerio Público para el funcionamiento del jury impone que "se dispondrá el archivo de los actuados y la reposición en el cargo del imputado, si estuviera suspendido, una vez transcurridos 180 días desde la recepción de las actuaciones por el Tribunal sin que se hubiera dictado sentencia".

La suspensión de Campagnoli en diciembre de 2013 fue decidida por cuatro votos a tres,  en su contra fallaron Ernesto Kreplak, representante del PEN, el fiscal general Daniel Adler, Rodolfo Ojea Quintana, por el Senado y Martínez Córdoba, de la Defensoría General. En contra de su suspensión y juicio político se habían expedido Juan Octavio Gauna, en representación de la Corte Suprema, Donato (abogados porteños) y Francisco Panero (abogados del interior).

Temas