13 de julio de 2014

Pese a haber caído en la final frente a Alemania, la Pulga recibió el premio a la figura de la Copa del Mundo.

Después de la derrota frente a Alemania en la final de la Copa del Mundo, Lionel Messi fue galardonado como el mejor jugador del torneo. Si bien no brilló en los últimos partidos, apareció en la fase inicial y decayó en su rendimiento conforme avanzó el torneo.

La Pulga marcó cuatro goles a lo largo del Mundial y fue clave en los duelos frente a Suiza y Bélgica, pero bajó en su rendimiento en las semifinales frente a Holanda y en la final frente a Alemania. Pese a ello, fue elegido por encima de Toni Kroos y James Rodríguez, quienes eran grandes candidatos a llevarse el premio al mejor jugador del torneo.


Temas