El campo frena un paro nacional por tiempo indeterminado

13 de agosto de 2014

A pesar de los distintos pedidos que llegaron desde entidades de base en el Interior del país, la Mesa de Enlace decidió no concretar la medida de fuerza.

Del conclave, realizado con extrema reserva, participaron los presidentes de CONINAGRO, Carlos Garetto; Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi; Sociedad Rural Argentina (SRA) Etchevehere; y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Rubén Ferrero, junto a un nutrido grupo de ruralistas y hasta dirigentes de la UATRE.

Aunque sin éxito por el momento, la cúpula del ruralismo evaluó el pedido cursado por la Mesa de Enlace de Entre Ríos para realizar un "paro nacional de comercialización por tiempo indeterminado, ante las grave situación del sector" agropecuario.

Este no es el único reclamo que se levanta en el interior productivo, ya que existen otros como el de los tamberos que mantiene sus reclamos para atender la situación que ofrece el precio que reciben por la leche en las tranqueras.

El encuentro de la dirigencia ruralista tuvo por objetivo repasar en detalle los temas que enfrenta el sector agropecuario, que mantiene sus exigencia, aunque nunca reconocidas desde la Casa Rosada, sobre inflación, suba de costos y falta de financiamiento.

Más allá de los encuentros informales que mantuvo en los últimos meses la Mesa de Enlace -que se mostró "unida" en su última foto en el palco de la Sociedad Rural durante la apertura de la muestra 128 de la Exposición de Palermo- los trabajos de este agrupamiento se centraron en su participación en el Foro de Convergencia Empresarial, ponderando la oportunidad que le ofrecía la realización de un frente empresario.

Pese a los numerosos pedidos que se suscitan desde el Interior para abrir una nueva confrontación con el gobierno de la Presidenta Cristina Kirchner por la situación que ofrece el sector, acostumbrado ya a la falta de atención del kirchnerismo, se sabe que los acuerdos dentro de la Mesa de Enlace para afrontar este tipo de acciones no resultan de fácil resolución.

Prueba de esto fue el trámite que requirió la última medida de fuerza adoptada por la Mesa de Enlace, dispuesta del 15 al 19 de junio de 2013, cuando se pidió al campo no vender ni carne ni granos.
Pese a que en esa oportunidad se sabía que la situación demandaba este tipo de medidas, llevó mucho tiempo de debate interno la posibilidad de gestar una medida como la dispuesta hace poco más de un año atrás.

Ya en aquella oportunidad, en la que se dispuso bloquear por cinco días la compraventa del campo de productos no perecederos, fue muy discutido y no logró contar con una postura unánime dentro de la Comisión de Enlace.

Temas