Otro fallo polémico de la Justicia: dejó en coma a su ex y ya está en libertad

15 de agosto de 2014

Lorena sigue internada en el hospital Santojanni en grave estado. El hombre se había dado a la fuga pero lograron detenerlo. Dos días después, le dieron la libertad.

Lorena Sangalli se encuentra internada en muy grave estado desde hace dos semanas, luego de que su ex pareja, Guillermo Pablo Grasso, la golpeara hasta dejarla en coma. El hombre había sido apresado el martes pasado, pero por una orden judicial, ya fue liberado este viernes, lo que demuestra, una vez más, la falencia jurídica en lo que respecta a las causas por violencia de género.

Lorena y Guillermo estaban juntos desde 2007, pero un tiempo después la relación se tornó violenta.

"Ella venía cada tres o cuatro días a mi casa, siempre con un moretón en la cara. Yo le preguntaba qué le había pasado y me decía 'nada, me caí'. Todas las veces se caía", había dicho la madre de la joven hace unos días atrás.

"Un día pasaron dos semanas y ella no pasaba por casa. Raro, porque viven acá cerquita. Me fui hasta allá y la encontré con la cara hinchada, enorme, de todos colores. Le había desfigurado la cara completamente", había agregado.

La situación se tornó insostenible en diciembre pasado, cuando la pareja se mudó a la casa de Silvi,a la mamá de la joven, en Flores. "También me empezó a pegar a mí y a la hermana de Lorena. Andaba siempre con un cuchillo largo plateado. Yo tenía miedo por mis hijas y por mis nietos", confesó Silvia.

Este viernes, la Justicia decidió concederle q Grasso la libertad a pesar de la brutal golpiza. Mientras tanto, Lorena pelea con su vida con la posibilidad de tener graves secuelas neurológicas si logra sobrevivir.

Temas