El subte recuperó murales patrimoniales en la Línea D

09 de septiembre de 2014

Subterráneos de Buenos Aires finalizó los trabajos sobre tres obras y avanza sobre otras tres en Palermo y Plaza Italia, en el marco del Plan de Gestión Cultural y Patrimonial.

El objetivo de esta iniciativa, que se implementa desde fines de 2013, es la recuperación, mantenimiento y conservación de los numerosos murales cerámicos ubicados en paredes de andenes y pasillos de combinación de estaciones de la red.

Los trabajos se realizan sobre seis murales cerámicos ubicados en la Línea D, durante la noche y fuera del horario de servicio. Las tareas requieren de mucha precisión por tratarse de obras muy antiguas cuyas piezas y componentes son únicos y con un gran valor histórico y cultural. Muchos de ellos fueron declarados bienes patrimoniales por el decreto 437/97.

Las obras en restauración

En la estación Plaza Italia, se restauraron 3 murales en vestíbulo bocetados en 1937 por Léonie Matthis de Villar denominados "La visita del gobernador", "Casamientos colectivos en la Misión San Ignacio Mini" y "El besamanos de los caciques".

Los murales, que miden 3,50 metros por 2,15, presentaban faltantes que imposibilitaban su correcta lectura estética, mayólicas fracturadas y diversas roturas con pérdida de sustrato vítreo y cerámico. Además, tenían suciedad generalizada, defectos de manufactura y abrasión en marcos.

Actualmente, se está realizando la restauración de dos murales en reproducción de 6,45 metros por 4,40 de Benito Quinquela Martín, "La descarga de los convoyes". Están ubicados sobre el piso del andén de la estación Plaza Italia y fueron bocetados por el autor en el año 1939.

Las obras presentaban suciedad superficial generalizada, pérdida de material debido a la presión física ejercida por la circulación constante de personas y exposición de las varillas metálicas estructurales. Además faltaba adhesión al mortero y se evidenciaron pequeñas fracturas.

Asimismo, el sexto mural en proceso de recuperación es "Almería, España: La espera", ubicado en el hall de boletería de la estación Palermo. Fue bocetado por Rafael Cuenca Muñoz en 1934 e instalado en 1939 y sus medidas son 3,60 metros por 2,20 m.

La obra presentaba suciedad superficial generalizada y faltante en las juntas. Las 56 mayólicas faltantes en la mitad inferior del área izquierda y central impedían su correcta lectura estética.

Al mural se le retiró el marco de madera que lo rodeaba, descubriéndose una guarda cerámica con motivos geométricos idéntica a los revestimientos en zona de andenes y se determinó que ésta era la original por lo que se decidió no volver a enmarcarla y conservar su apariencia primitiva. Durante la intervención se detectaron filtraciones que tuvieron que ser subsanadas para continuar con las tareas. Esta tarea requirió trabajo en taller para la intervención de piezas sueltas antes de su recolocación.

El programa de conservación y restauración de murales en la Línea D es el puntapié de un largo proceso de revalorización patrimonial y del espacio público en toda la red del Subte.

Más información en: www.buenosaires.gob.ar/subte

Temas