Histórico: un jugador de la B Metropolitana fue convocado a una Selección sudamericana

02 de octubre de 2014

La historia de Hernán Boyero en el fútbol no es precisamente la típica que sueña cualquier pibe que arranca su camino en el mundo de la pelota. Sin embargo, con 35 años y más cerca del epílogo de su trayectoria, el delantero parece haber tocado el cielo con las manos al ser convocado a la Selección de Bolivia.

Boyero, actualmente en Tristán Suárez, de la Primera B Metropolitana, fue incluido en la nómina del Seleccionado boliviano, actualmente sin DT, con vistas a los amistosos ante Brasil y Chile del mes de octubre.

El cordobés, nacido en Río Segundo, debutó en Instituto de Córdoba en 2002, aunque la mejor parte de su carrera como futbolista la vivió precisamente en Bolivia, durante sus dos etapas en el Blooming de aquel país. Por esto (hasta tiene un hijo boliviano), decidió el año pasado nacionalizarse, quizás previendo lo que finalmente se le terminó dando esta semana.

Lo cierto es que, por lo menos por estos lados, el nombre de Boyero se hizo conocido gracias al siempre controvertido Ricardo Caruso Lombardi, que cuando pocos lo tenían en cuenta, lo trajo desde Bolivia para jugar en Argentinos Juniors el año pasado. Así, a los 33 años, pudo por fin debutar en Primera División.

En el Bicho tuvo una destacada actuación que sorprendió a propios y extraños, mechada con una humildad única en la que, por ejemplo, iba a entrenar viajando en colectivo y lejos de los lujos de cualquier jugador de la Primera División.
Por todo esto, hoy Hernán Boyero, que juega en Tristán Suárez bajo la conducción de su "mentor" Caruso Lombardi, disfruta una realidad más que merecida. En pocos días tendrá la posibilidad de jugar un partido internacional con una Selección. A los 35 años. Él hizo valer una vieja frase que no siempre da sus frutos. Él perseveró. Y triunfó.

Temas