Murió el histórico dirigente peronista Antonio Cafiero

14 de octubre de 2014

Tenía 92 años y estaba internado hace unos días por un cuadro de neumonía. Fue clave en la historia del peronismo. La noticia la difundió Radio 10 después de la confirmación de su hijo Mario.

El histórico dirigente peronista había nacido en la ciudad de Buenos Aires el 12 de septiembre de 1922 y se sumó activamente al incipiente movimiento peronista el emblemático 17 de octubre de 1945 mientras estudiaba para convertirse en Contador Público.

Fue dirigente juvenil en la Universidad donde llegó a ser presidente de la Asociación de Estudiantes.

Tras la masiva marcha que logró la liberación de Juan Domingo Perón, Cafiero comenzó a militar en el peronismo y en 1962 fue nombrado Secretario Político del Consejo Supervisor y luego coordinador del movimiento nacional justicialista.

Se convirtió en funcionario ya desde el primer gobierno de Perón al ser designado en 1948 Consejero financiero en la embajada argentina en Washington.

También ocupó la dirección del Departamento Socioeconómico de la Cancillería y se desempeñó como ministro de Comercio Exterior de la Nación entre 1952 y 1955 hasta el golpe de Estado que derrocó a Perón.

Durante la dictadura implantada tras la llamada Revolución Libertadora, estuvo preso un año y se sumó activamente tras su liberación a la resistencia peronista que buscaba el retorno al país de su líder. Cafiero visitó en reiteradas oportunidades a Perón en Puerta de Hierro durante su exilio en Madrid.

Ya durante la tercera presidencia de Perón volvió a ocupar distintos cargos hasta que en 1974 fue designado interventor de la provincia de Mendoza y en 1975 ocupó el ministerio de Economía de la Nación. Un año más tarde se hizo cargo de la representación argentina ante la Santa Sede, cargo al que debió renunciar más temprano que tarde luego de un nuevo golpe militar. A su regreso al país fue detenido por segunda vez.

Tras la derrota del justicialismo en las elecciones presidenciales del '83 Cafiero encabezó la renovación del peronismo que partió del Movimiento Unidad, Solidaridad y Organización (MUSO) que él mismo fundó. En las elecciones legislativas de 1985 encabezó la lista de diputados nacionales en la provincia de Buenos Aires y dos años más tarde se convirtió en el gobernador de la mayor provincia del país.

Tuvo una destacada actuación durante el levantamiento carapintada de 1987 cuando se puso al frente del PJ para acompañar al presidente Alfonsín y consolidar la democracia frente a los resabios de la dictadura militar que no se resignaban a adaptarse a la institucionalidad democrática.

En 1988 perdió de manera inesperada la interna frente a Carlos Menem que definió la fórmula que disputaría las elecciones de 1989 en las que finalmente se impuso el riojano. A partir de allí su papel en la política argentina comenzó a desdibujarse aunque siempre permaneció como hombre de consulta y referente dentro del PJ. Ocupó las embajadas de Chile, Bélgica, la Comunidad Económica Europea y fue senador nacional entre 1993 y 2001.

Temas