Obama perdió el control del Senado: los republicanos ganaron las elecciones

05 de noviembre de 2014

El Partido Republicano logró la mayoría en el Senado de Estados Unidos al arrebatar al menos seis escaños a los demócratas en la Cámara Alta. De esta manera, tendrán el control total del Congreso.

Carolina del Norte fue el sexto de los escaños que pasó de manos demócratas a republicanas, junto a los de Arkansas, Dakota del Sur, Montana, Virginia Occidental y Colorado, lo que otorga a los conservadores el control total del Congreso durante los dos últimos años de mandato del presidente de EEUU, Barack Obama.

La victoria republicana marca la primera vez, desde 2006, que ese partido controla ambas cámaras del Congreso y augura un difícil fin de presidencia a Obama, que hoy siguió la contienda desde la Casa Blanca.

"El presidente está siguiendo los resultados desde la Casa Blanca y ha hablado con candidatos a la Cámara Baja, el Senado y las Gobernaciones de ambos partidos", dijo el portavoz de Obama, Josh Earnest, en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Según la cadena NBC News, entre quienes hoy recibieron una llamada de Obama se encuentra el vencedor en Arkansas, el republicano Tom Cotton, que se impuso al senador demócrata Mark Pryor.

Además, los republicanos arrebataron escaños a los demócratas en los estados de Montana, Dakota del Sur y Virginia Occidental, cuyos senadores se retiraban y no tenían un candidato fuerte de su partido para reemplazarlos.

El primer escaño en cambiar de manos fue Virginia Occidental, donde la congresista Shelley Moore Capito se impuso a la demócrata Natalie Tennant, que trataba de conservar el puesto que deja el demócrata Jay Rockefeller, quien se retira tras haber representado a su estado desde 1984.

La política republicana, de 60 años, marcó otro hito al convertirse en la primera mujer en representar a este estado en el Senado federal durante más de medio siglo.

Además, según las proyecciones de las cadenas estadounidenses, Mike Rounds venció al demócrata Rick Weiland en Dakota del Sur; mientras que en Montana, el republicano Steve Daines venció a la demócrata Amanda Curtis.

Con la victoria en Colorado del republicano Cory Gardner, que desbancó al senador demócrata Mark Udall, los conservadores se quedaron a un escaño del control de la Cámara Alta, que obtuvieron poco después al imponerse Thom Tillis en Carolina del Norte.

"El pueblo estadounidense ha puesto su confianza en el partido republicano (...). Esto ha sido un rechazo de las políticas fallidas del presidente Obama y del Senado disfuncional de Harry Reid", dijo en un comunicado el presidente del Comité Nacional Republicano (RNC), Reince Priebus.

Por su parte, el hasta entonces líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, reconoció la victoria de los conservadores y felicitó al senador Mitch McConnell, que a partir de enero ocupará su puesto