La Mesa de Enlace, cerca de perder el protagonismo en organismo de la carne

06 de noviembre de 2014

El Gobierno enviará un proyecto de ley al Congreso para reemplazar al IPCVA por un nuevo Instituto de la Promoción de la Carne (IPCA), que aglutinará a todo el sector cárnico y minimizará la presencia de la Mesa de Enlace en la cúpula del organismo, donde la Casa Rosada podrá nombrar a su titular.

El anuncio fue realizado este jueves por el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, acompañado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien además anunció el envío de una nueva iniciativa
legislativa para modificar los roles del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).
"Apuntamos a seguir generando políticas de largo plazo en beneficio del sector, que tendrán un impacto positivo no sólo en los productores sino en la sociedad en su conjunto", manifestó Casamiquela durante la conferencia.
Respecto al proyecto que buscaría reemplazar el actual Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) por el novedoso IPCA, sería una iniciativa para reducir al mínimo la presencia de las entidades de la Mesa de Enlace en el organismo.
La Mesa de Enlace Agropecuaria, hoy reunida en la Ciudad de Córdoba, aseguró hoy que con los cambios propuestos para crear un nuevo IPCA, "el gobierno nacional pretende destruir todo lo que todavía funciona en materia de impulso a la producción agropecuaria".

"El IPCVA funciona con fondos privados, aportados en un 70% por los productores ganaderos de todo el país y el 30% restante por los frigoríficos", recordaron las entidades ruralistas a través de un comunicado.
Según lo anunciado por Casamiquela, la propuesta oficial contempla que el nuevo IPCA contará con una "nueva estructura de un presidente y 18 miembros: 6 por el sector productivo, 3 por la industria, 4 por el gobierno nacional y otros 5 por las provincias productoras".
A diferencia del actual IPCVA, el gobierno propone al Congreso que el titular del novedoso instituto (cuyo voto contará como doble) deberá ser designado por el Ministerio de Agricultura, y que incluirá no solo a la actividad vinculada a la carne vacuna, sino también a la aviar, porcina y de pescado.
Sin dudas, con el proyecto oficial, las entidades gremiales del campo -que conforman la Mesa de Enlace- piden sus lugares de preferencia dentro del organismo, y allí ganarán mayor presencia los representantes de la Casa Rosada.
Actualmente, el IPCVA cuenta con la presencia de dos representantes del Gobierno, que ocupan los cargos de consejeros titular y suplente, mientras que con el nuevo organigrama contaría con un total de cinco, incluyendo la presidencia.
Según el argumento oficial, la creación del nuevo IPCA contempla la caída que registró el consumo local de carne bovina en la última década, que disminuyó de 85 a 56 kilos anuales por habitante, mientras que el consumo de pollo trepó a 42 kilos, a 11 kilos en cerdo y a 9 kilos en pescado.
Para las autoridades, el proyecto apunta a la necesidad de tener en cuenta los nuevos hábitos alimenticios de la población.
A través de un comunicado de prensa, Agricultura informó que los cambios propuestos en el caso del SENASA permitirá que los casi 6.000 agentes distribuidos en todo el territorio argentino puedan actuar "con diligencia ante situaciones de emergencia sanitaria".
La iniciativa propone determinar nuevos estatus jurídico para el organismo fiscalizador de la seguridad alimentaria en el país y formalizar "las competencias y establecer los mecanismos adecuados para su financiamiento".

Temas