Brasil: el juez advirtió que el escándalo va "más allá" de Petrobras

05 de diciembre de 2014

Sergio Moro, el magistrado que lleva adelante la causa de la petrolera, consideró que la prisión preventiva es necesaria para detener y prevenir que continúen los delitos graves contra la administración pública.

"La prisión preventiva es necesaria en interés del orden público para detener y prevenir la continuación de cometer graves delitos contra la administración pública y el blanqueo de dinero", sostuvo el juez Sergio Moro.

Para el magistrado, la red de corrupción va más allá del Estado y trasciende a Petrobras. La Contraloría General de Brasil ya abrió un proceso administrativo a ocho importantes constructoras por supuestos fraudes en el gran caso de corrupción que tiene en su centro a la petrolera.

Las empresas investigadas se encuentran entre las principales constructoras de Brasil: Camargo Correa, Engevix, Galvão Engenharia, Iesa, Mendes Junior, OAS, Queiroz Galvão y UTC-Constran, según un comunicado de la Contraloría, que no descartó extender las investigaciones a otras compañías.

Los procesos podrán acarrear la prohibición de que estas constructoras firmen nuevos contratos en licitaciones públicas, además de la aplicación de multas y otras penas.

La Policía arrestó el mes pasado a 16 altos ejecutivos de estas constructoras del país
, sospechosos de crear todo un esquema para repartirse las obras convocadas por Petrobras e inflar los precios de las mismas. Esos fondos sirvieron en parte, según las investigaciones, para alimentar una vasta red de corrupción con la que se pagaban sobornos millonarios a decenas de políticos y partidos.

Según las declaraciones de un ex directivo de Petrobras al juez, el 3 % del monto de cada obra ejecutada por el sector de Abastecimiento de Petrobras se destinaba al pago de coimas a partidos políticos oficialistas.

Temas