El fracaso del experto en promociones: Caruso no pudo ascender a Tristán Suárez

08 de diciembre de 2014

Después de convertirse en uno de los mejores entrenadores de la Primera División, Ricardo Caruso Lombardi volvió al ascenso argentino para saldar una deuda con Tristán Suárez, equipo que había dejado en 2000 tras un ofrecimiento de Platense.

Con un presupuesto sideral para una categoría como la B Metropolitana, Caruso desembarcó en Ezeiza para intentar ascenderlo a la B Nacional. Para ello formó una plantilla con varios jugadores que implicaban un salto de nivel para ese torneo.

Sin embargo, el sueño terminó en fracaso y Caruso se quedó a las puertas del ascenso tras caer en la final del reducido frente a Villa Dálmine. El Lechero le había ganado al Viola por 1-0 como visitante pero en su casa, cuando incluso el empate le servía, cayó por 2-0 y vio como su ilusión se le escurría de entre las manos.

Tristán Suárez había finalizado tercero en la zona 1 con 39 puntos, a tres de Chacarita y a dos de Estudiantes de Buenos Aires. En el reducido había dejado en el camino a Morón en los cuartos de final por penales y a Acassuso en una ajustada semifinal que se definió en los últimos minutos en favor del Lechero por 3-1.

Temas