-

-

-

Arrancó la temporada de controles en la Costa: AFIP clausuró un boliche emblemático

19 de diciembre de 2014

La Administración Federal de Ingresos Públicos clausuró por siete días un complejo bailable luego de comprobar que no emitían facturas. A partir de la clausura el boliche no podrá realizar la fiesta de inauguración de la temporada y la fiesta de Noche Buena, tal como estaba anunciado.

El complejo bailable funciona desde hace más de 15 años en Villa Gesell, ofreciendo una amplia gama de servicios de esparcimiento y gastronomía, convirtiéndolo en uno de los lugares más reconocidos de la costa atlántica.

Está compuesto por cuatro bares (Club Museum, More Bar, Reina y Cheers) con posibilidad de cenar y presenciar shows, además de cuatro clubes discos (Vibe, The Roxy, You y Terrazas), que suman unos 8.000 metros cuadrados de superficie para albergar aproximadamente 10.000 personas.

En el rubro boliches bailables, el organismo realiza tareas de investigación y fiscalización para desbaratar maniobras de evasión de cifras millonarias a través de personas físicas y jurídicas insolventes o de nula capacidad contributiva y, ocultando a los verdaderos dueños del negocio, como sucedió con Sobremonte de Mar del Plata, que derivó en 116 días de clausura y en una causa penal aún en curso.

En marzo, otro complejo bailable de la Costa Atlántica fue clausurado después de que la AFIP comprobara una maniobra de evasión tributaria. Se trata de Sobremonte, que funciona hace más de 40 años en Mar del Plata. Es un complejo de 3.500 metros cuadrados, preparado para albergar a 4.000 personas. Consta de dos discotecas, con cinco pistas de baile en total. Tiene 12 barras diferentes, escenarios para shows, piscina climatizada y dos restaurantes con cocina internacional.

Los verdaderos dueños del establecimiento se ocultaban detrás de sociedades ficticiascuyos titulares eran un vigilador, un jubilado y un albañil.

La maniobra consistía en cambiar sistemáticamente las sociedades que figuraban como administradora del boliche.

Tanto es así que hasta el 10 de enero de 2014 la venta de entradas y la gastronomía era explotada por la firma Mangiato SA y cuando está comenzó a ser fiscalizada en el operativo verano 2014, inmediatamente cambiaron la titularidad a una nueva sociedad pantalla: Repque SA., de reciente inscripción y sin antecedentes en la actividad. En tanto, la firma Zermatel SA era quien explotaba el predio y pagaba el canon municipal.

Tras casi cuatro meses de clausura preventiva ininterrumpida dispuesta por AFIP sobre el complejo bailable Sobremonte, los verdaderos dueños del multiespacio marplatense asumieron formalmente su responsabilidad sobre la explotación del lugar, y conformaron una nueva sociedad anónima. Ahora deberán abonar un ajuste por los impuestos evadidos de cerca 5 millones de pesos.

Temas