-

-

-

-

El inspector que dice haber pedido en 2008 la clausura de Iron Mountain apuntó contra el gobierno porteño

07 de febrero de 2015

"Es obvio que el Gobierno de la Ciudad desconozca mi actuación porque es justamente lo que quiere ocultar", afirmó el inspector Edgardo Castro, en respuesta a la fiscal de la causa del incendio del depósito de Iron Mountain, Marcela Sánchez, quien afirmó que el Gobierno porteño le desmintió que Castro hubiera inspeccionado y pedido la clausura del lugar en 2008.

"La fiscal debería investigar qué pasaba en el depósito en 2014 y no preocuparse por si yo inspeccioné o no en 2008 el lugar", respondió Castro al conocer el comunicado difundido desde la página www.fiscales.gob.ar.

En diálogo con la agencia Télam, el ingeniero continuó: "Por su puesto que el Gobierno de la Ciudad va a decir que yo no realicé esa inspección porque, en efecto, lo que estoy denunciando es que se había hecho desaparecer esa actuación, junto a otras tantas".

"Preguntarle al Gobierno porteño por esto es como darle las ovejas a cuidar al lobo. En todo caso ella me debería citar a declarar y si considera que estoy mintiendo, acusarme por falso testimonio", indicó Castro, que es inspector de Seguridad e Higiene de la Secretaría de Trabajo del Gobierno de la Ciudad.

Ayer, al cumplirse un año de la tragedia en la que nueve bomberos y un rescatista murieron aplastados tras desplomarse una pared mientras intentaban apagar el fuego en el depósito de la firma Iron Mountain, Castro volvió a denunciar públicamente que él había pedido la clausura del lugar en 2008.

"El ingeniero Edgardo Castro, inspector del GCBA, nunca inspeccionó en el año 2008 el depósito de la firma Iron Mountain que resultó siniestrado", aseguró la fiscal en respuesta a "diversos artículos periodísticos vinculados al incendio ocurrido el 5 de febrero de 2014".

"Al respecto, se informa que el propio GCBA inició un expediente administrativo, bajo el número 2450435-MGEYA-DGSUM-2014, el cual fue aportado en copias a la Fiscalía", afirmó Sánchez en el comunicado.

Según Sánchez, de ese expediente "se desprende que ninguna de todas las inspecciones realizadas por aquel durante dicho año -las que fueron detalladas en un pormenorizado listado que consigna día, hora y lugar de cada inspección realizada por aquél durante el 2008- fue en el mencionado depósito".

"Por el contrario, sí se encuentran registradas tres inspecciones de fechas 02/01/08, 10/01/08 y 01/02/08 (actas de constatación nros. 26381, 26470 y 32723) en el depósito de la firma Megabox SA, sita en General Aráoz de la Madrid 1920 de esta Ciudad", añade.

En este sentido, la fiscal asegura que Castro no fue citado por la Justicia porque "no tiene nada que aportar en torno al siniestro ocurrido en el depósito de la calle Azara".

Castro manifestó que "en realidad ni debería preocuparse por esto, porque puede ser que para 2014 la empresa hubiera puesto en condiciones el depósito por lo que mi actuación ya no tenía sentido, pero el tema es que hemos visto muchas irregularidades objetivas que quedaron al descubierto tras el incendio".

Entre ellas, el inspector menciona las denuncias de otros bomberos que trabajaron aquellos días que aseguraron que "había más de un foco de incendio, lo que es un indicio de intencionalidad, no había agua en los tanques, no funcionaron los aspersores".

El inspector, que todavía sigue trabajando en el Gobierno porteño, presentó, además, una denuncia por el depósito que Iron Mountain tiene en La Boca la que -asegura- "se encuentra en iguales o peores condiciones que el que se incendió en Barracas".

Temas