-

-

-

-

En plena disputa con la Justicia, arrancan los juicios por jurados

23 de febrero de 2015

El próximo 10 de marzo debuta en el principal distrito del país el nuevo modelo de enjuiciamiento, donde doce ciudadanos definirán si los imputados son o no culpables. Es un nuevo paso en lo que se denomina la "democratización de la justicia",

Mientras a nivel nacional la disputa con integrantes del Poder judicial empieza a subir de tono (el sábado la presidenta Cristina Kirchner se refirió a la marcha por el fiscal Nisman como la piedra fundamental del Partido Judicial), la "democratización" de la Justicia comienza a concretarse en la provincia de Buenos Aires, el distrito más importante del país, con el inicio de los juicios por jurados.

En el debuto, será puesto en el banquillo de los acusados Guillermo Alberto Barros, de 26 años, imputado por el crimen de su ex cuñado, Víctor Gabriel Armella, ocurrido en la madrugada del 31 de enero de 2014 en una casa del barrio "Villa Hidalgo", del partido de San Martín..

El juicio por jurados es un sistema democrático de administración de justicia
donde la ciudadanía participa activamente. El jurado se compone de doce titulares y seis suplentes elegidos por sorteo público.

Se aplica este sistema en casos en que se tenga que juzgar a acusados de delitos con penas mayores a 15 años de prisión.

Hace 160 años que la Constitución Nacional fijó el juicio por jurados, por eso el carácter histórico de la instauración de este proceso en la provincia de Buenos Aires a partir de la sanción (en septiembre de 2013) de una ley impulsada por el gobernador Daniel Scioli, que determina el establecimiento de un jurado popular clásico, integrado por ciudadanos comunes.

Este sistema está vigente en las provincias de Córdoba y Neuquén, aprobado en Río Negro, en evaluación en el resto de los distritos e impulsado a nivel nacional por la Presidenta.

El objetivo del gobierno de la Provincia es buscar una empatía más fuerte entre la ciudadanía y la justicia ya que de esta manera, el sistema aumenta la celeridad y transparencia en la justicia, da más participación y más grado de conocimiento de la ciudadanía.


Temas