Durante el Mundial bajó un 50 por ciento la tasa de femicidios en el país

07 de marzo de 2015

¿Qué pasó en ese mes? "El mundial" responde Fabiana Túñez, titular de la ONG, al portal Infojus Noticias. "No sabemos si no se publicaron con la misma asiduidad o si los agresores estaban ocupados en otra cosa. En tiempos de la gripe A pasó lo mismo", agregó.

En 2014 fueron asesinadas 277 mujeres. El número se desprende del informe anual que hace el Observatorio de Femicidios en Argentina "Adriana Marisel Zambrano". La cifra descendió respecto al 2013 cuando los crímenes habían trepado a 295.

La estadística es contundente: cada 32 horas una mujer muere como consecuencia de la violencia de género. Hace 7 años que la organización hace un recuento de las muertes de niñas, adolescentes y adultas a partir de las noticias que publican las agencias de noticias y 120 diarios. Entre 2008 y el año pasado hubo 1808 femicidios.

"Hemos avanzado en la legislación y en la visibilización de la temática, pero todavía nos falta más. Por eso hacemos un llamamiento para que en este año de elecciones sea un tema de esa agenda", dijo Túñez durante la presentación. El público la siguió con atención mientras exponía los resultados del trabajo del Observatorio. Además de periodistas, asistieron referentes de ONGs, funcionarios y militantes. La mayoría eran mujeres.

En el acto Túñez y Rico reclamaron estadísticas oficiales y la discusión en el Congreso del proyecto de ley que propone la pérdida de patria potestad para los femicidas condenados.

El informe reveló una tendencia que se repite año tras año: en la mayoría de los casos las parejas de las víctimas son quienes están detrás de los asesinatos. En 95 de los homicidios la responsabilidad recayó en el esposo, pareja o novio. En este apartado se destaca el siguiente dato: 4 mujeres murieron en manos de sus prostituyentes.

La mayoría de las 277 víctimas corresponde a la franja etaria de 31 a 50 años (92 casos). Aunque desde el Observatorio destacan el aumento del femicidio adolescente. En 2014 fueron 23 las muertes de entre 13 y 18 años.

Los casos de las mujeres baleadas encabezan la estadística: 73. Detrás de ella se encuentran las mujeres apuñaladas (68) y en tercer lugar aquellas que mueren golpeadas (54).

Otro patrón que se repite en cada reporte anual es que el ámbito privado es el lugar más peligroso para las niñas, adolescentes y adultas: 74 víctimas murieron en sus casas.

En cuanto al aspecto territorial de la estadística, Buenos Aires registra la mayor parte de las muertes: un total de 91. Le siguen Córdoba y Salta con 21 muertes, ambas.

De los 277 casos, 21 estaban embarazadas, 39 habían realizado denuncias por malos tratos, 4 habían logrado órdenes de exclusión o restricción para los violentos, 7 eran mujeres trans y una sola se autopercibía lesbiana. Entre los homicidas, 10 pertenecían o eran ex miembros de las fuerzas de seguridad.

Temas