-

-

Correa permitirá que se interrogue al creador de Wikileaks en su embajada en Londres

15 de marzo de 2015

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que darán "todas las facilidades" para que se interrogue a Assage, fundador de WikiLeaks, asilado en la embajada del país andino en Londres por miedo a ser extraditado a Estados Unidos y juzgado por revelar información confidencial.

Desde Copenhague se informó que la fiscal superior Marianne Ny envió una solicitud a los abogados de Assange para interrogar al fundador de WikiLeaks en Londres en el caso de cuatro presuntos delitos sexuales por los que, en 2010, fue dictada contra él una orden de prisión preventiva en ausencia en Suecia.
El motivo del cambio de decisión de Ny, que hasta ayer se había negado a viajar a Londres apelando a la legislación sueca, es que varios de los delitos de los que Assange es sospechoso prescriben en agosto de 2015, explicó la Fiscalía en un comunicado.
En su informe semanal de labores, Correa aseguró hoy que "es una gran noticia" la decisión de interrogar a Assange en Londres. "Es lo que se debió hacer hace mil días, desde el inicio, desde que se asiló Julián Assange en la embajada del Ecuador", comentó Correa al apuntar que "jamás" tuvo su país la intención de interferir en la justicia sueca.
"Finalmente se han decidido a hacerlo (interrogar a Assange) y, por supuesto, Ecuador va a dar todas las facilidades para que el fiscal sueco interrogue a Julián Assange en la embajada, incluso se lo puede interrogar por vídeo", apuntó.
Assange, a quien Ecuador concedió asilo político el 16 de agosto de 2012, es investigado por cuatro supuestos delitos, que él niega, contra dos mujeres cuando estaba de visita en Suecia en agosto de 2010, pero no ha sido acusado formalmente con cargos.
Assange fue detenido en Londres en diciembre de 2010 y entonces comenzó un largo proceso judicial en el Reino Unido, que culminó cuando el Supremo británico rechazó su último recurso.
Ecuador concedió entonces asilo político al australiano para evitar que pudiese ser enviado desde Suecia a Estados Unidos, donde supone que podría afrontar un juicio militar por la información confidencial difundida en WikiLeaks.