-

Madonna, furiosa con Dolce & Gabbana por discriminar a los hijos de gays

20 de marzo de 2015

La reina del pop se metió en la polémica generada por los diseñadores italianos, quienes tildaron de "sintéticos" a los niños nacidos por inseminación artificial.

Madonna se metió de lleno en la polémica que explotó hace una semana entre los diseñadores italianos Doménico Dolce y Stéfano Gabbana y el cantante Elton John después de que los modistos aseguraran que los hijos concebidos por inseminación artificial y a través de una madre subrogante eran "sintéticos".

"Todos los bebés tienen alma, sea cual sea el modo en que llegan a esta Tierra y a sus familias. No hay nada sintético en un alma! ¿Cómo podemos desestimar la inseminación artificial y las madres subrogantes? Todas las almas llegan a nosotros para enseñarnos una lección", expresó Madonna.

"Dios pone su mano en todo, incluso en la tecnología! Somos arrogantes si creemos que el Hombre hace todo por solo. Así en el cielo como en la Tierra! Piensen antes de hablar.... #VivirParaAmar", escribió la cantante pop en su cuenta de Instagram hace un par de días.

El mensaje lapidario de Madonna estaba acompañado por una foto de la colección que protagonizó (casualmente con un bebé) para Dolce & Gabbana en 2010. La reina del pop intervino así a favor de Elton John, quien hace un semana arrancó un boycott contra la marca por las declaraciones de los modistos.

"Cómo se atreven a referirse a mis hermosos hijos como 'sintéticos'. Debería darles vergüenza levantar sus deditos prejuiciosos contra la inseminación artificial, un milagro que le ha permitido a legiones de amorosas personas, tanto gays como heterosexuales, cumplir el deseo de tener hijos", disparó el cantante británico desde su perfil de Instagram con una foto de los diseñadores.

"Su modo de pensar arcaico ya no tiene lugar en los tiempos que corren, así como ocurre con su moda. No volveré a usar Dolce&Gabbana jamás #BoycottDolceGabbana", disparó John, quien es padre de dos varones, Zachary y Elijah, junto a su marido, David Furnish.

Dolce y Gabbana expresaron en la revista Panorama que "la única familia es la tradicional", y que en ese modelo no hay lugar para "los retoños químicos y los vientres de alquiler" porque "la vida tiene un ritmo natural. Algunas cosas no deberían ser cambiadas".