El financista Díaz aparece en varias cámaras de seguridad del microcentro

26 de marzo de 2015

La ex mujer de Hugo Díaz denunció su desaparición el 9 de marzo. Al hombre se lo ve en las grabaciones de cámaras cercanas a su oficina, que ya fue allanada. La fiscal cree que está con vida.

Hugo Darío Díaz, de 41 años, el financista desaparecido hace 17 días en el microcentro porteño, quedó filmado por cámaras de seguridad del microcentro y su oficina fue allanada por la fiscal de la causa en búsqueda de elementos que permitan colaborar con la investigación, informaron este jueves fuentes judiciales.

El allanamiento fue realizado ayer por personal de la División Operativa (ex Antisecuestros) de la Policía Federal, a pedido de la fiscal a cargo de la causa, Estela Andrades, y por orden del juez de instrucción Jorge López.
En las filmaciones de las cámaras de seguridad del microcentro se lo puede ver a Díaz caminar por la zona el día de su desaparición, denunciada por su esposa fue el 9 de marzo.
La oficina allanada está ubicada en el cuarto piso de un edificio de la calle San Martín 543, en pleno microcentro porteño, donde los investigadores se encontraron con la financiera en pleno funcionamiento y a cargo de un hijo de 21 años del financista desaparecido, según confió uno de los investigadores a la agencia Télam.
La fiscal Andrades le había encomendado a los detectives de la Policía Federal que realicen un relevamiento exhaustivo de todas las cámaras de seguridad que hubiera en una cuadrícula de cuatro manzanas a la redonda del garaje donde el 9 de marzo último Díaz dejó estacionado su auto, y ese trabajo dio resultado.
Por lo que la fiscalía y la policía pudieron reconstruir hasta el momento, se sabe que el domingo 8 de marzo Díaz pasó la noche en la casa que aún compartía con su ex mujer, en Lanús, a pesar de estar separados.
El lunes 9 llegó a media mañana al garaje de Lavalle al 600 donde dejó su auto, un Volkswgen Vento patente KNP052, le envió mensajes a su ex mujer, Puccar; otros a su novia, Ana Luna; y otros a su primo Carlos, apodado "El Pela", quien trabajaba para él en su financiera.
El empresario nunca llegó a pasar por su propia oficina de la calle San Martín al 500 , pero sí alcanzó a ir por la de otro financista amigo, de nombre Diego y quien también ya declaró en la causa, ubicada en la calle Florida al 500, donde pasadas las 11 retiró un cheque por 32.000 pesos que todos los meses solía cambiarle.
En las comunicaciones con su primo, Díaz le dijo que estaba reunido con un "Pela" -que aún no se sabe de quién se trata-, después le dijo que estaba "haciendo cosas" y tenía para rato y a las 13.37 le anunció que se iba a su casa, donde nunca llegó.
También se investiga si la desaparición de Díaz, que además de financista tiene con su mujer una empresa de ambulancias llamada "May Day", puede estar vinculada a una intimidación que sufrió el 26 de febrero cuando desde una moto balearon la puerta de su casa, en la calle Diputado Pedrera al 1800, de Lanús.
Al declarar por esa causa, el empresario dijo que cuatro dí­as antes habí­a echado de su empresa de ambulancias a cuatro empleados, pero que no creía que los balazos tuvieran nada que ver con eso y, además, le dijo a los investigadores que no sabía de dónde podía venir la intimidación y que no tenía "deudas ni enemigos".
Otra de las líneas de investigación apunta a determinar si el empresario manejaba dinero de miembros de la barra brava de Boca Juniors, tal como lo declaró un allegado, y también se busca a dos barrabravas que trabajan para él haciendo cobranzas.
La pesquisa además está centrada en analizar las últimas comunicaciones del empresario pero el problema es que a Díaz le detectaron cuatro teléfonos celulares y no se descarta que tuviera más líneas.

Temas