-

Por culpa de los barras, Huracán jugará tres partidos a puertas cerradas

23 de abril de 2015

El Consejo de Seguridad resolvió esa sanción para el equipo de Parque Patricios por los incidentes ocurridos el sábado pasado en la previa del partido ante Tigre.

Una vez más se jugarán partidos correspondientes al campeonato de Primera División a puertas cerradas y en este caso el afectado será Huracán durante tres fechas, se confirmó ayer por una resolución que tomó el Consejo de Seguridad.

Ya el lunes último surgió el rumor de que al Club Atlético Huracán se le iba a aplicar esa sanción por los incidentes que generó su barrabrava en la previa del partido del sábado último ante Tigre, pero ayer la medida quedó resuelta.

Ese domingo, Claudio De Respinis, más conocido como Cone, jefe de la Barra de Huracán, discutió con la Policía y al interceder por él el grupo de violentos que lo seguía comenzó un enfrentamiento que entre sus derivaciones dejó lesionado en el rostro a quien comandaba el operativo de seguridad, Carlos Dilascio, quien inclusive fue internado.

La sanción fue dura porque la Barra de Huracán causó otros episodios de violencia en tiempos recientes, como el 1 de noviembre, cuando se midieron Huracán y Sportivo Belgrano, por el campeonato de la Primera B Nacional, y el 10 de febrero, ante Alianza Lima, en el marco de la fase inicial de la Copa Libertadores de América.

La entidad de Parque de los Patricios por cada uno de esos disturbios tuvo que soportar un cotejo a puertas cerradas, pero los violentos siguen causando problemas y tanto el socio como el simpatizante común de nuevo resultará perjudicado.

Temas