Famosa cadena de pizzerías evadió aportes previsionales por $2,5 millones

11 de mayo de 2015

La empresa retuvo ese importe a sus empleados pero nunca los ingresó al fisco, a pesar de que, según la AFIP, factura unos $50 millones al año.

La cadena de pizzerías Romario, que factura anualmente unos 50 millones de pesos, les retuvo a sus trabajadores 2,5 millones de pesos en concepto de aportes que nunca fueron ingresados a la AFIP. De esta manera, y a partir de la falta impositiva, la empresa dejó a sus empleados sin cobertura de obra social ni previsional.

Romario es una de las cadenas de pizzerías más importantes de la ciudad de Buenos Aires y zona norte bonaerense, tiene una conducta fiscal de morosidad recurrente, al punto de incumplir con los planes de facilidades de pago de la AFIP a los que adhirió voluntariamente.

La AFIP, a través de la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social, detectó la irregularidad a partir de la que la empresa no presentó en tiempo y forma su Declaración Jurada.

A partir de ello, los agentes de la AFIP realizaron 24 inspecciones donde relevaron a 144 trabajadores. Al momento del relevamiento, 138 empleados no estaban declarados. Sin embargo, luego del operativo de la AFIP, la empresa presentó una Declaración Jurada ya vencida –correspondiente a febrero de 2015- en la cual declaró 253 empleados.

Según informó el ente regulador mediante este tipo de defraudaciones, se dejan de ingresar en el Sistema fondos destinados no sólo a las futuras jubilaciones de los empleados, sino a los que se destinan a cubrir los riesgos derivados de las diversas contingencias sociales, como ser el pago de la asignación universal por hijo, las jubilaciones y pensiones, las pensiones por discapacidad, los seguros de desempleo, entre otros.

Temas