Creció la obesidad en el país y más gente se hace el by pass gástrico

12 de mayo de 2015

Un 20 por ciento de la población argentina sufre de obesidad, según datos del Ministerio de Salud nacional. Pero no se trata de una problemática sólo estética; la Argentina es el país de América Latina con más casos de cáncer atribuibles al sobrepeso, y el segundo del mundo en ese ranking. Además, la obesidad genera diabetes, hipertensión, artrosis y hasta problemas de sueño. Hoy son cada vez más los que buscan revertir su situación y volver a verse saludables. Es por eso que en los últimos cinco años crecieron un 50 por ciento las cirugías bariátricas en el país: by pass gástrico y manga gástrica.

La situación preocupa si se tiene en cuenta que en los últimos ocho años la población obesa creció de un 14 al 20 por ciento, tomando los últimos datos del Ministerio de Salud, de 2013. La consecuencia se ve en los quirófanos, donde los especialistas hacen en promedio entre 25 y 30 cirugías por mes. Es que además en 2008 se aprobó la ley de obesidad que obliga a las prepagas a brindar tratamiento a aquellos pacientes que padezcan de esta enfermedad.

La normativa con 23 artículos prevé que pueda someterse a la operación aquella población adulta a partir de los 18 años, que presente un índice de masa corporal (IMC) igual o superior a 35 y que padezca de enfermedades como artrosis, hipertensión o diabetes como consecuencia del sobrepeso. Con la excepción de los pacientes con un IMC de 30 pero con diabetes tipo 2, que también pueden operarse.

"La Argentina es top ten de obesidad en el mundo. Los niveles crecen, porque más allá de la cuestión genética ha cambiado la alimentación, sobre todo desde la infancia", afirmó el doctor especialista Mariano Palermo. En el Centro Cien, que dirige Palermo los cambios se ven reflejados en los números. "En 2010 hacíamos 10 cirugías por mes, hoy hacemos más de 20", indicó.

Por su parte, el especialista Alejandro Grigaites, pionero en la Argentina en este tipo de cirugías explicó al diario Ámbito Financiero que "a partir de la Ley el crecimiento fue sostenido". Y son muchos también los que deciden someterse al tratamiento, sin la cobertura de la prepaga. "A pesar del estancamiento económico el sector sigue en actividad, hacemos más de 30 intervenciones por mes", sostiene.

El promedio de pacientes que se someten a las cirugías bariátricas están en edad activa y tiene entre 40 y 50 años. El predominio es de mujeres - un 70 por ciento es del sexo femenino mientras que un 30 por ciento del masculino- . Con esta técnica se reduce un 40 por ciento la mortalidad en los pacientes y solo un 10 por ciento de aquellos que se someten a esta práctica vuelven a engordar.

"Lo que preocupa hoy es el crecimiento de población obesa en jóvenes y adolescentes. Nosotros hoy estamos evaluando someter a una cirugía a una chica de apenas 14 años que ya padece de diabetes e hipertensión", explicó Grigaites que dirige el programa de Unidades Bariátricas. Es que la obesidad y sobrepeso lejos de ser un problema estético hace tiempo se situó como una enfermedad: Cada año en el mundo mueren 2,6 millones de personas a causa del sobrepeso, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Temas