-

-

Una vela causó la tragedia en el taller clandestino de Flores

22 de mayo de 2015

Fuentes judiciales confirmaron a minutouno.com que se trata de un informe preliminar de Bomberos que da cuenta que hubo un foco ígneo en el subsuelo del taller, donde fallecieron dos niños.

La Justicia recibió un informe de Bomberos de la Policía Federal que revela que el origen del incendio en el taller textil clandestino donde fallecieron dos chicos fue en el subsuelo del lugar, entre dos camas, y que pudo haber sido ocasionado por una "llama directa (por ejemplo una vela)".

Fuentes judiciales confirmaron que se trata de un informe preliminar de Bomberos que da cuenta de que hubo un foco ígneo en el subsuelo del taller de la calle Páez y Terrada, donde fallecieron Aidar Rolando Mur Menchaca y Rodrigo Menchaca, y que el incendio fue ocasionado probablemente por una vela.

Fuentes judiciales explicaron que el informe hace referencia a una "llama directa" (por ejemplo una vela), que después prendió en otros materiales inflamables.

El informe está en manos del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien tiene a su cargo un caso sobre posible trata de personas para explotación laboral, y a quien le fue remitido el expediente sobre la muerte de los chicos.

Según las fuentes, el magistrado aún no definió si quedará con la causa por la muerte, cuestión que podría terminar de definir la Cámara del Crimen.

La justicia tuvo por acreditado que cuando ambos niños perdieron la vida se encontraban dentro de un sótano, sin conexión con el exterior, sin otra abertura que una escalera, y al producirse el foco ígneo el ambiente mismo operó como una suerte de jaula.

En tanto, el padre de uno de los chicos que fallecieron, que no vivía en el lugar, pidió ser tenido como parte querellante para poder impulsar la investigación.

Antes de enviar el caso al fuero federal, el juez de instrucción que tenía el caso de las muertes, Manuel Gorostiaga, sostuvo que "ha quedado demostrado que en el sitio donde perdieron la vida los menores Aidar Rolando Mur Menchaca y Rodrigo Menchaca funcionaba un taller textil clandestino y en dicho lugar vivía en condiciones de hacinamiento e insalubridad, por lo menos siete personas de nacionalidad boliviana, bajo las órdenes de terceros hasta el momento no individualizados, quienes los explotaban laboralmente".