-

El sitio de Alepo, la mayor ciudad siria

Por: Antonia Cossio
27 de mayo de 2015

Alepo contaba en 2007 con casi 4,4 millones de habitantes. Entre el 20 y el 30 por ciento de ellos eran cristianos. Hoy está rodeada por extremistas islámicos y sus calles son zona de guerra.

El sitio de la ciudad más grande de Siria se extendió por casi dos años hasta 2012, y los ecos de esa caída aún resuenan. "No es que hubo una guerra que duró un mes o un año y después te encontraste con la crisis humanitaria. Esto va a la par: nosotros llevamos cuatro años con bombardeos permanentes, con caída de proyectiles, misiles, tiroteos en la calle, en la vereda. En el patio te caen las balas. La gente convive con eso", expresa la hermana Guadalupe.

Ella y el resto de las religiosas viven en el Obispado y mantienen actividades en la Catedral, como en cualquier parroquia a pesar de la violencia en Siria. Además, cuentan con una pensión para chicas universitarias que vienen de los pueblos.

"Para Alepo, el sitio fue terrible porque estuvo un año y medio sin víveres, sin combustible para los autos, para la calefacción, para los generadores de agua y electricidad, se acabó el gas. Era muy difícil conseguir una garrafa. Comíamos fideos o enlatados. Había pobreza y necesidad en todo sentido. Lo que pasa es que con el tiempo la gente se las ingenia para sobrevivir y hay quien logra entrar camiones de verduras. Se han hecho pozos de agua en las mezquitas e iglesias porque el agua potable llega cada ocho días", describió la monja.

"Alepo es una ciudad enorme con atentados permanentes donde los cadáveres están en las calles. El estado de la ciudad es deplorable. Es una bomba de tiempo porque no sabés hasta cuándo va a poder el ejército mantener afuera a los terroristas. Ya han tomado algunos barrios importantes. El día que entren se terminó todo para los cristianos. O los matan o se tienen que ir", sintetiza.

Temas