-

Lijo: "Nisman no tenía más elementos para aportar sobre la denuncia contra el gobierno"

05 de junio de 2015

El juez federal Ariel Lijo declaró ante la fiscal Viviana Fein que el ex titular de la UFI AMIA, Alberto Nisman se comunicó con él varias veces luego de la presentación de la denuncia que hizo contra el gobierno por el encubrimiento del atentado. Para el magistrado, el fiscal no tenía más elementos para aportar que los presentados, y la denuncia -que finalmente fue desestimada- era "la conclusión de su trabajo".

En diálogo con minutouno.com el juez Lijo confirmó que se presentó el lunes ante Fein y relató el contenido de las distintas comunicaciones telefónicas que mantuvo con Nisman, desde el día en que el fiscal presentó la denuncia por encubrimiento contra el gobierno, el 14 de enero cuando le avisó que la estaba radicando en su juzgado, en plena feria judicial.

Lijo declaró en calidad de testigo ante Fein, quien le preguntó si tenía conocimiento de que el fiscal hubiera tenido más pruebas para presentar, a lo que el juez dijo, que a su criterio, estaba completa, porque esa era la forma de trabajar de Nisman.

"En mi experiencia de haber trabajado con Nisman, cada vez que efectuaba una presentación, ya estaba bien elaborada, era la conclusión de su trabajo. Ya estaba completa", explicó Lijo a la fiscal.

La declaración de Lijo, da por tierra con las versiones de que Nisman tenía numerosas pruebas guardadas
para presentarlas con posterioridad a la denuncia original.

La fiscal también le preguntó a Lijo cómo notó al fiscal en esas comunicaciones, a lo que el juez respondió "lo noté normal, como siempre".

Lijo fue el primer juez que recibió la denuncia de Nisman contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros acusados por encubrimiento al atentado contra la AMIA que finalmente fue desestimada por inexistencia de delito por el juez Daniel Rafecas y todas las instancias superiores.

El juez Lijo y su hermano habían sido citados por Fein, a raíz de una serie de contactos vía Nextel que sostuvieron con Nisman cuando se hacía la presentación de la denuncia contra el gobierno.

El magistrado relató ante Fein, que efectivamente Nisman se había comunicado con él para avisarle que estaba presentando la denuncia, ya que él investigaba otra causa por encubrimiento que ya está para ser juzgada.

El juez explicó que al mismo tiempo que Nisman le habló, su secretario le avisó que ya estaba presentada. Lijo interrumpió sus vacaciones, resguardó la prueba y luego entendió que no había conexidad con su expediente y la envió a sorteo. El final es conocido, la denuncia fue archivada por la Cámara de Casación Penal por inexistencia de delito.

Temas